Álex Moreno, el cantautor mexicano que recorre Latinoamérica en su automóvil

Fernando Gimeno |

Quito, 10 nov (EFE).- Siempre con su guitarra en mano, el cantante mexicano Álex Moreno ha pasado de actuar en el Metro de Nueva York a recorrer Latinoamérica en su automóvil para darse a conocer en el continente, con una gira por carretera de 30.000 kilómetros desde su natal Chihuahua (México) hasta Buenos Aires.

Luego de comprobar lo difícil que sería hacerse popular en las plataformas digitales de música, Moreno contó en una entrevista con la Agencia EFE a su paso por Quito que optó por «hacer algo diferente» en su propósito de que el público de América Latina pueda conocer sus baladas.

YouTube player

«Después de escribir mis primeras canciones y producir un par de ellas, me di cuenta de que diariamente se suben a Spotify unas 20.000 canciones. Entonces, para que una de mis canciones pegue, es como sacarme la lotería», reconoce Moreno, que lleva ya tres meses inmerso en esta particular gira.

Ya de retorno a México tras haber pasado por Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica, Panamá, Colombia, Ecuador, Perú, Chile y Argentina, Moreno afirma que «el recibimiento en la gran mayoría de los países ha sido increíble, particularmente Ecuador ha sido el país que me ha acogido más fraternalmente».

El cantante mexicano Álex Moreno posa durante una entrevista a EFE, en Quito (Ecuador). EFE/ José Jácome
El cantante mexicano Álex Moreno posa durante una entrevista a EFE, en Quito (Ecuador). EFE/ José Jácome

En su vehículo, donde ha pasado maratónicas jornadas de hasta 26 horas seguidas al volante mientras atravesaba «desiertos e impresionantes paisajes», luce las banderas de estos doce países, puestas cada una por «personas que han significado algo (en el viaje)».

Un álbum desde el clóset

Son cinco los temas que componen su álbum «Desde mi clóset», publicado este año en plataformas digitales y que están grabados literalmente en su guardarropa de manera minimalista, a la espera que algún día tenga la oportunidad de someterlas a un proceso de producción que pula y haga brillar esas composiciones.

«Realmente espero y tengo muchísima fe en encontrar algún productor que vea un potencial dentro de mi música», afirma Moreno, cuyo tema «No me voy a quedar» tiene su propio videoclip en YouTube.

A su música la define como «baladas románticas», que «quizá pudieran considerarse un poquito anticuadas, ya que el género urbano es lo que domina básicamente el mundo», pero considera que ambos géneros son compatibles.

«Siento que hay como dos tipos de música. La música que es como para los pies, para gozarla bailando, como el reguetón, y otra más para el corazón, para asimilar realmente, y que la escuches, te cuestiones, medites y la pases tranquilo», explica Moreno.

El cantante mexicano Álex Moreno posa durante una entrevista a EFE, en Quito (Ecuador). EFE/ José Jácome
El cantante mexicano Álex Moreno posa durante una entrevista a EFE, en Quito (Ecuador). EFE/ José Jácome

«Yo crecí escuchando la música de mi mamá, con Sin Bandera, Ricardo Arjona, Alejandro Sanz…, pero personalmente con quien me encuentro más identificado es con Arjona», agrega antes de reconocer que «sería un sueño» poder conocer durante este viaje en persona al cantante guatemalteco e incluso cantar junto a él.

De financiero a cantar en el metro

Así, este joven mexicano no renuncia a ningún sueño, porque el mensaje que quiere compartir con este viaje por Latinoamérica es que «los sueños se cumplen».

«Yo tenía ya la vida resuelta en el sector financiero en mi Chihuahua natal, pero había algo que me apasionaba más. Entonces, se trata de compartir ese empujoncito que tuve en aquel momento», señala Moreno sobre el paso que lo llevó a dejar la operadora de fondos de inversión donde trabajaba para cantar en el Metro de Nueva York.

Desde hace dos años y medio, Moreno ameniza con su música a la Gran Manzana, con jornadas de hasta doce horas en ocasiones especiales como Navidad.

«Al llegar era lo único que hacía de lunes a viernes de 8:00 a 15:00», recuerda el mexicano, que, «aunque es cansado físicamente, lo estás disfrutando».

Y, pese a que ya encontró otros eventos donde ofrecer su música, nunca ha dejado de cantar en el metro, sobre todo en Times Square, en la 42 y octava avenida, y en Queens, para acercarse más al público latino, donde ha vivido «anécdotas muchísimas bonitas y no tan bonitas, pero es una vibra muy padre la de tocar en un vagón».

Independientemente de si logra triunfar con su música, Moreno cree que ya ha ganado con esta travesía por Latinoamérica, llena de experiencias que le han inspirado con «mil ideas» para sentarse a escribir, ya sean historias de otras personas o que él mismo ha vivido.