Amor, violencia, sexo y drogas centran la serie «Cristo y Rey»

Vitoria, 7 sep (EFE).- «Cristo y Rey es una historia de amor, violencia, sexo, drogas..y el rey», explica su creador, Daniel Écija, sobre la nueva serie de Atresmedia TV sobre el mediático romance entre el domador Ángel Cristo y la actriz y musa del destape Bárbara Rey.

En la presentación en el FesTVal de Vitoria de un primer avance de la serie, Montse García, directora de ficción de Atresmedia, ha señalado que «sorprenderá y para bien».

La ficción discurre principalmente entre 1979 y el 1988 y cuenta con Jaime Lorente y Belén Cuesta como protagonistas de los ocho capítulos de cincuenta minutos que se emitirán en las noches de Antena 3.

El director ha señalado que, al principio, la serie estaba muy centrada en Cristo -de hecho, se iba a llamar «La piel del domador»- pero algo cambió cuando profundizaron en su relación con Bárbara Rey.

«Descubrimos que había una mujer que hacía mucho ruido y que había padecido una injusticia durante muchísimo tiempo. Nos habíamos quedado en el ruido, en el escándalo, pero no habíamos aprovechado la oportunidad de conocerles a los dos», ha subrayado.

Asimismo, esta ficción tiene un marco «muy agresivo y muy duro». «Es una serie sentimental y emocionalmente muy potente, debemos ser capaces de entender una época. Hemos intentado ser muy honestos y responsables, la serie tiene un extremado calado emocional», ha incidido Écija.

Entre los episodios de la ficción no pueden faltar la supuesta relación que Rey tuvo con Juan Carlos I, quien será interpretado por Cristóbal Suárez. «Todo lo que aparecerá será contado desde el respeto y la documentación», ha declarado Écija.

También aparecerán personajes conocidos de la época como Paquirri, Chelo García Cortés, Andrés Pajares o Mayra Gómez Kemp.

En el avance que la prensa ha podido ver aparece el suicidio de Sandra Mozarowsky, una supuesta amante del Rey que acabó con su vida en 1977.

Antes de iniciar la producción, se reunieron y se fueron a vivir a la casa de Marbella de Bárbara Rey durante un par de meses, ya que no estaban dispuestos a hacer la serie sin que ella diera su aprobación.

En este sentido, Belén Cuesta ha relatado que a Bárbara Rey le preocupaba poder «hacer justicia»: «Quería que su vida se contara bien, así que para ello me senté a hablar con ella, y le dije que me contara su intimidad, necesitaba conocer su lado ‘no mediático’, y he descubierto a una mujer absolutamente increíble», detalla.

Por su parte, Lorente no ha tenido un referente, ya que Ángel Cristo falleció en 2010, y ha explicado que el rodaje ha sido un viaje «muy intenso y muy difícil». «Nunca me he visto en algo así, emocionalmente ha sido una ida de olla», ha incidido.

Los actores han contado que tanto Bárbara Rey como Sofía Cristo (hija de Ángel Cristo) se han mostrado siempre «muy abiertas y positivas» en cuanto a la serie se refiere, y que cada vez que venían al rodaje era «muy emotivo».