Una exposición celebra a Débora Arango, símbolo de luchas femeninas en Colombia

Por Jaime Ortega Carrascal |

Bogotá (EFE).- Una exposición que recoge un periodo de luchas políticas de la pintora colombiana Débora Arango, referencia del feminismo en el siglo XX, fue abierta al público en Bogotá en un momento en que su pensamiento está más vigente que nunca.

La muestra, titulada «Débora Arango. República 1948-1958», abarca un periodo de gran agitación política en el país, que comienza con la convulsión popular que siguió al asesinato del caudillo liberal Jorge Eliécer Gaitán, el 9 de abril de 1948.

Débora Arango: una mirada crítica

Las pinceladas críticas incluyen también el Gobierno del conservador Mariano Ospina Pérez, la dictadura militar de Gustavo Rojas Pinilla, la Junta Militar que lo sucedió y el Frente Nacional, como se conoce el acuerdo entre los partidos Liberal y Conservador para alternarse el poder.

Esos acontecimientos son plasmados por Débora Arango (1907-2005) en 16 óleos y acuarelas en los que su talento expresa con un derroche de color y sátira política su visión del Gobierno y las instituciones colombianas de mediados del siglo XX.

Asistentes a la exposición de la pintora colombiana Débora Arango observan las obras "Huelga de Estudiantes" y "Melgar" hoy, en la Sala de Arte de la sede de Bancolombia, en Bogotá (Colombia). EFE/Mauricio Dueñas Castañeda
Asistentes a la exposición de la pintora colombiana Débora Arango observan las obras «Huelga de Estudiantes» y «Melgar» hoy, en la Sala de Arte de la sede de Bancolombia, en Bogotá (Colombia). EFE/Mauricio Dueñas Castañeda

Las pinturas forman parte de la colección de 238 obras de su autoría que Arango donó al Museo de Arte Moderno de Medellín (MAMM), ciudad en la que nació en el seno de una familia conservadora y católica, y estarán en exposición hasta el 16 de diciembre en la Sala de Arte de la sede de Bancolombia en la capital colombiana.

«Aquí tenemos una muestra representativa de esa obra de Débora Arango que tiene esa fuerza, ese mensaje tan potente de la lucha de las mujeres, de los sufrimientos de las mujeres, pero que además, a través de su obra, cuenta una historia de Colombia en una época muy difícil y quisimos traerla como un mensaje de que muchas de esas luchas están más vigentes que nunca», dijo a EFE el presidente de Bancolombia, Juan Carlos Mora.

La convulsión política en el arte

De esta exposición hacen parte obras como «Masacre del 9 de abril» y «El tren de la muerte», ambas de 1948; «Los derechos de la mujer» y «Huelga de estudiantes», las dos de 1954; «La República» (1957) y «Plebiscito» (1958), entre otras, que son un retrato de la convulsión política colombiana.

Arango fue una maestra expresionista, considerada en su época como una transgresora por abordar la crítica social y política y fue además la primera colombiana en pintar desnudos femeninos en unos años en los que la libertad de expresión estaba sujeta a controles del Estado e incluso de la Iglesia católica.

La artista desarrolló casi toda su carrera en su natal Medellín pero en los años 50 viajó a México y varios países europeos, entre ellos España, donde en 1955 una exposición suya en Madrid fue censurada por las autoridades franquistas.

Asistentes a la exposición de la pintora colombiana Débora Arango observan las obras "La República" y "Junta Militar" hoy, en la Sala de Arte de la sede de Bancolombia, en Bogotá (Colombia). EFE/Mauricio Dueñas Castañeda
Asistentes a la exposición de la pintora colombiana Débora Arango observan las obras «La República» y «Junta Militar» hoy, en la Sala de Arte de la sede de Bancolombia, en Bogotá (Colombia). EFE/Mauricio Dueñas Castañeda

«Débora fue una gran testigo del siglo XX, una mujer que perteneció a una familia muy tradicional, muy católica, pero que al mismo tiempo hizo una obra con una fuerza impresionante, una denuncia muy explícita y muy crítica de esos episodios y sucesos sociales y políticos de la vida del país».

Directora del MAMM, María Mercedes González

González explica que en las pinturas que hacen parte de la exposición la artista representa a los políticos y gobernantes «en forma de animales», característicos de «los bestiarios de Goya (…) un ejemplo de cómo los artistas convierten en animales que tienen connotaciones negativas a ciertas personas» y que Arango puedo haber explorado en su viaje a España.

«Son estos personajes y estos políticos retratados como serpientes, como aves de rapiña, como buitres» en la obra de Arango, añade.

Como un homenaje a la artista, fallecida en 2005 a los 98 años de edad, el Banco de la República (emisor) la escogió en 2016 para estampar su imagen en los billetes de 2.000 pesos colombianos.

Edición web: Juan David Mosos