El Museo Würth busca crecer en torno a la educación para un público amplio


Logroño, (EFE).- El Museo Würth La Rioja, centrado en el arte contemporáneo y que acaba de cumplir 15 años desde su inauguración, busca “crecer en torno a la educación, no solo centrada en las personas que tengan interés por el arte”, para poder “llegar a un público muy amplio”.

Así lo ha afirmado a Efe su directora, Silvia Lindner, quien ha explicado que “el mayor reto” de este museo para los próximos años es “el compromiso social y didáctico que tiene con la sociedad y su público”, un objetivo que tendrán de “referencia total”.

Lindner ha destacado la convicción que tiene este museo, que en 2021 superó el medio millón de visitantes, de que “el arte y la cultura son capaces, de alguna manera, de transformar la sociedad y llegar a ella de una forma especial”, por lo que “esa va a ser siempre la hoja de ruta” que seguirá.

“Queremos seguir creciendo en torno a la educación, que creemos que es tan fundamental”, como ejemplifica que “hemos trabajado mucho con proyectos para personas con discapacidad y hemos realizado alguno experimental para personas con Alzheimer”, ha subrayado.

JORNADAS DE MUSEOS

Como reto aún más inmediato, ha recordado que el Museo Würth La Rioja acogerá, entre el 6 y 8 de octubre próximos, las 21 Jornadas de los Departamentos de Educación y Acción Cultural en Museos (DEAC), coincidiendo con su décimo quinto aniversario, lo que ha definido como “un hito importante que marca un antes y un después”.

Ha precisado que el museo que dirige “ha aportado un punto muy especial en torno a la educación y a la didáctica dentro de los museos”, con una labor “educativa y de mella” en los visitantes.

“Nos sentimos orgullosos de saber que hay personas que, en un momento dado, no han tenido un interés especial por el arte contemporáneo y, a lo largo de estos años, han participado en nuestras actividades y repiten”, ha resaltado.

Estas actividades, ha asegurado, se han visto alteradas en los dos últimos años como consecuencia de la pandemia de la covid-19 y todavía no se han retomado algunas que “son muy reclamadas por el público y que es posible que se reajusten, pero hay muchas ganas de coger el ritmo que nos gustaría”.

Lindner se ha referido a una de las iniciativas de esta entidad “más reclamadas” por el público, como es el veraniego programa “De noche, el museo suena”, que “volverá, posiblemente, reconducida en algunos puntos que creíamos que debíamos mejorar, actualizar y cambiar”.

Durante la pandemia, “nos hemos dado cuenta de que podemos llegar a públicos mucho más lejanos sin necesidad de que estén físicamente aquí”, ha señalado la directora del museo, espacio que cuenta con «un público muy leal y muy cercano por proximidad”.

“Esto era algo que no nos habíamos planteado de forma previa a la pandemia y que ahora estamos desarrollando de otra manera, porque hemos llegado a unos públicos a los que no hubiéramos pensado llegar”, ha incidido

Ha afirmado que en este museo están especialmente satisfechos con el recorrido que se ha tenido todos estos años y con «la acogida especial que ha habido por parte del público, así como con las sensaciones y vivencias”.

“Creo que, cuando iniciamos, no se sabía muy bien cuál era la filosofía, muchas personas nos preguntaban qué hacíamos en un polígono industrial y creo que ahora está clara cuál es la filosofía: aunar, de alguna forma, arte y cultura con lo que es la industria y el lugar de trabajo”, ha recalcado la directora del Museo Wurth//www.museowurth.es/

El museo, ubicado en el polígono industrial de El Sequero, en Agoncillo, junto a la factoría de Würth en La Rioja, cuenta con un programa expositivo que parte de los fondos de la colección privada del grupo Würth, que nació en los años 60 del siglo XX.

La colección, considerada una de las privadas más destacadas de Europa de arte contemporáneo, está especializada en obras de arte desde finales del siglo XIX hasta la actualidad.

Por Sergio Jiménez/Ana Lumbreras