«El peón» del escritor Paco Cerdà aspira al Mejor Libro Extranjero en Francia

València, 13 sep (EFE).- El libro «El peón», escrito por el periodista valenciano Paco Cerdà, ha sido nominado al Mejor Libro Extranjero en Francia, prestigioso galardón creado en 1948 y que no distingue a ningún autor español desde 2004, cuando recayó en Carlos Ruiz Zafón por «La sombra del viento».

Anteriormente, solo lo habían recibido los españoles Enrique Vila-Matas (2002) y Eduardo Mendoza (1998), y en el ámbito hispanohablante este galardón lo han ganado también Eduardo Halfon, Mario Vargas Llosa, Ernesto Sábato o Gabriel García Márquez, informa la editorial Pepitas.

El peón –articulado a partir de la historia de Arturito Pomar, el niño prodigio del ajedrez que Franco usó y abandonó, y las historias de decenas de «peones» políticos de España y EEUU en 1962– es uno de los cuatro libros seleccionados para la categoría de No Ficción del Prix du Meilleur Livre Étranger.

Los otros tres títulos que aspiran al premio son «En memoria de la memoria», de la moscovita María Stepanova; «Chelsea girls», de la estadounidense Eileen Myles; y «Having and Being Had», de la neoyorquina Eula Biss, y el fallo del jurado se conocerá a finales de noviembre.

Publicado en agosto de este año en francés bajo el título de «Le pion», será traducido al inglés en Estados Unidos, y también se prepara ya su adaptación al cine por la productora Sygnatia, ganadora de dos Goyas, bajo el título «Draw».

«El peón» -Premio Cálamo al Mejor Libro de España en 2020- empieza con una partida de ajedrez disputada entre dos hombres de mundos opuestos, el español Arturo Pomar y el estadounidense Bobby Fischer, en el Torneo Internacional de Estocolmo que se diputó en 1962.

Arturo Pomar, el niño prodigio de posguerra que el NODO instrumentalizó hasta convertirlo en el icono popular de una España en blanco y negro, ahora trabaja como auxiliar de Correos en Ciempozuelos y encara su última gran oportunidad deportiva contra un americano joven, escéntrico y ambicioso: Bobby Fischer. Uno fue peón del franquismo; el otro lo será de la Guerra Fría.

Con esta partida de setenta y siete movimientos como hilo conductor, Cerdà traza una crónica sobre las vidas de numerosos «peones» entregados a una causa en la España franquista o en los Estados Unidos de Kennedy de aquel convulso 1962.

«Peones» que sacrificaron su vida —la historia en minúsculas— en nombre de un bando: el comunismo, el anarquismo, el maquis, el obrerismo, el socialismo, el terrorismo etarra, el cristianismo social, la República en el exilio, el movimiento estudiantil o el falangismo de moribunda estirpe joseantoniana.

En el lado americano, esos «peones» adoptaron formas bien distintas: la lucha antirracista del Black Power, el movimiento pacifista antinuclear, la Nueva Izquierda universitaria, la defensa de los pueblos indígenas o la guerra anticomunista al servicio del Ejército en Cuba o la URSS.