El rapero Morad en libertad provisional tras ser detenido cuando grababa un videoclip

Barcelona (EFE).- El juzgado de instrucción 5 de L’Hospitalet de Llobregat (Barcelona), en funciones de guardia, ha decretado este jueves la libertad provisional del rapero Morad, que ayer fue detenido por su relación con unos desórdenes públicos en la misma ciudad.

Tras una noche en comisaría y pasar esta mañana a disposición judicial, la magistrada, que ha abierto la causa por un delito de desórdenes públicos, ha acordado la libertad provisional para el rapero, que tendrá que estar a disposición del juzgado siempre que sea requerido, ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC).

Según avanzó El Caso y confirmaron a EFE fuentes cercanas a la investigación, el rapero fue arrestado por presuntamente haber pagado a un grupo de jóvenes para que quemaran contenedores, después de una discusión con agentes de la Guardia Urbana de L’Hospitalet.

El rapero Morad que fue detenido ayer por desórdenes públicos.
El rapero Morad durante una actuación. EFE/Marta Pérez.

Los hechos ocurrieron la madrugada del pasado jueves, cuando Morad estaba con un grupo de unas veinte personas grabando un videoclip y unos vecinos denunciaron que les causaba molestias.

El cantante se encaró con los agentes de la Guardia Urbana de L’Hospitalet que se acercaron al lugar ante las quejas de los vecinos y acabó denunciado.

En esa discusión, las mismas fuentes indicaron que Morad amenazó a los agentes con dar dinero a jóvenes para que incendiaran contenedores.

Horas después, en zonas cercanas al lugar aparecieron tres coches y diversos contenedores quemados.

Se trata de uno más de los encontronazos de Morad con los cuerpos policiales, pues este verano fue detenido en diversas ocasiones e incluso un juez lo ha procesado por injurias y calumnias a un agente de los Mossos d’Esquadra, a quien grabó mientras le multaba por tener el coche mal estacionado y luego colgó las imágenes en las redes sociales refiriéndose al policía como un «abusador de menores de edad».

Edición web: Rocío Casas