Javier Esteban, director de Icónica Sevilla Fest: «Me decían que estaba loco»

Sevilla, 15 sep (EFE)- Durante todo un mes el impresionante recinto de la Plaza de España de Sevilla se convierte en un espacio cultural por el que pasarán algunos de los grupos y solistas referentes de buena parte del mundo, bajo el nombre de ‘Icónica Sevilla Fest’, festival que sale adelante a pesar de que, según su director: “al principio me decían que estaba loco”.

Lo explica a EFE en la propia plaza sevillana Javier Esteban, que encabeza a un equipo que, asegura, es el éxito de que se haya diseñado un cartel con artistas iconicos de la música a nivel mundial como Patti Smith, Deep Purple, 50CENT, Ludovico Einaudi, Culture Club, CTangana, Zaz, Paul Kalkbrenner, Leiva, Rozalén, Izal, Miguel Poveda o Rigoberta Bandini

Así, asegura que algo como lo que este jueves se inaugura en el monumento de Aníbal González en Sevilla, “solo sale adelante tirando de mucha ilusión, no solo mía, sino de todo el equipo”, ya que organizar algo así “es muy complicado, porque hay muchas gestiones, aristas, charlas con estamentos, y eso lo complica un poco todo”, pero sostiene que el secreto es “trabajar visualizando el final del camino, imaginar cuál va a ser el resultado final”.

Icónica Sevilla Fest es una realidad “tras un año trabajando en su organización”, de modo que “ahora que todos están en el montaje y dejando todo listo, es hora de pensar en la edición del año que viene, igual que hice el año pasado, cuando durante el festival ya pensaba en qué hacer en 2022”.

Y eso que “el primer año, cuando planteé lo que quería hacer, me decían que estaba loco, que cómo iba a hacer algo así en la Plaza de España”, y contra los comentarios negativos, “yo intentaba transmitir que soy sevillano, que conozco el monumento y la idiosincrasia de la ciudad, y, sobre todo, que era consciente de que si le pasa algo me tengo que ir de Sevilla”.

Así, “desde el respeto a algo tan importante”, Javier Esteban fue reuniendo a un equipo de empresas y profesionales, con el matiz de que todos a los que iba llamando estaban relacionados con la ciudad, de modo que “siendo de aquí, y conociendo Sevilla, sabíamos dónde estábamos y lo que queríamos hacer, y sobre todo sabíamos cómo hacerlo bien”.

El director del festival no obvia en ningún momento que se enfrenta a un evento “cuya producción es carísima”, ya que no se trata de un festival al uso: “No es algo que consista en hacer un concierto y facturar, eso es para otro tipo de sitios”, y pone sobre la mesa que una buena parte del presupuesto, casi el 45 por ciento, se destina a engalanar el recinto, “de modo que quede lo más bonito posible, que todavía podemos ensalzar su belleza más todavía, ese es el secreto del festival”.

Y, desde luego, no ha sido fácil, porque ya con el cartel impreso se borró Woody Allen y su orquesta de jazz, y se anunció la llegada de Patti Smith, todo un referente mundial, que llegará a Sevilla porque la ciudad y el entorno del festival “son nuestros mejores agentes comerciales”, ya que un dossier sobre todo lo que supone actuar en esta cita es buena parte del éxito para configurar el cartel final, “y cuando se manda esa información, te contestan rápidamente”.

Ahora, se inicia el festival con el espectáculo ‘Icónica Lights’, que, aparte de ser eje de la apertura de este jueves, se podrá ver cada noche del festival en la que no haya actuaciones musicales, rodeando la Plaza de España tanto en su interior como exterior, además de bañar jardines y plazoletas adyacentes a la misma, con todo un guiño visual al XXX Aniversario de la Exposición Universal de Sevilla de 1992, ya que está basado en el espectáculo del lago de la Expo92.

La segunda edición del festival se inicia con la mente puesta en 2023, cuando podría pasar sus fechas al verano, aunque, por ahora, todo se centra en que todo salga perfecto una vez que abra sus puertas.