Juanito Makandé anuncia que el de Icónica Sevilla será su último concierto

Sevilla, 29 ago (EFE).- El cantante gaditano Juan Medina Herranz -Juanito Makandé-, dejará los escenarios el próximo 14 de octubre, cuando, en el marco de Icónica Sevilla Fest, protagonice su último concierto, como ha anunciado en una entrevista con EFE, en la que explica que “ha llegado el momento de hacer otras cosas en el mundo de la música”.

Una decisión que, asegura, ha sido muy meditada, sin que suponga un adiós al mundo de la música entendida como tal, ya que hace cuatro años montó un estudio en la Sierra de Tramontana de Mallorca, la base para “seguir ligado a este mundo como productor, compositor o músico”.

«Llevo veintiún años en el mundo de la música y es ahora el momento de hacer otras cosas, seguir en la música pero sin conciertos en directo”, y señala que ahora, entre otras cosas, quiere «potenciar el estudio de la guitarra flamenca y abrir otros caminos», porque necesita «crecer en el mundo de la música, pero por otros sitios”.

Y es que, según sostiene, cierra esta etapa «muy feliz», porque se he sentido «muy querido por el público”, e incluso no descarta hacer una gira como percusionista o como guitarrista, pero ya no llevando el peso de una actuación en directo como cantante, tras una etapa que ha vivido «de una forma muy intensa”, igual que es intenso todo lo que le espera por delante a partir de ahora, ya sea en su estudio de grabación o en un segundo plano en el escenario.

Juanito Makandé explica en todo momento que la decisión ha sido largamente madurada, porque “llevaba varios años produciendo, y había pensado en crear un estudio en mitad de la naturaleza, hasta que cuajó la idea en un paraje maravilloso”, y todo ello coincidió con que se reencontró con la guitarra flamenca, un instrumento “que es duro, y exige mucho estudio”, y echa la vista atrás para recordar que “han sido años muy exigentes», prácticamente en veinte años no ha parado de viajar «ni un solo mes”.

Además, desde el principio tenía claro “que no iba a estar cantando hasta los 60 años”, dice, e ironiza con que cuando le dijo a su gente más cercana que quería dejar de cantar, le dijeron que está «chalao, como siempre”.

Sobre todo, señala que es el momento perfecto para despedirse a lo grande, ya que está en un momento en que llena salas. «Acudimos los primeros a festivales, y todo esto anima a hacerlo ahora, a dejarlo en un buen momento para tener un buen recuerdo», porque, de esta forma, “se puede dejar todo con una sonrisa, pensar en lo que he hecho en estos años y saber que decidí dejarlo en el mejor momento”.

“Ser el cantante en un concierto supone ser el protagonista, y hay que estar bien amueblado de la cabeza y soportar mucha presión”, dice, justo antes de mostrarse muy agradecido “al cariño del público”, para decir que en su última cita dará «las gracias de corazón» a todo el público que ha cantado con él en los conciertos o en una barbacoa, donde sea.

Con todo, es evidente que el concierto del 14 de octubre en Sevilla, de pronto, ha tomado un protagonismo con el que nadie contaba cuando Icónica Sevilla Fest anunció su contratación para formar parte del elenco de artistas de este año, por lo que, evidentemente, sostiene : «va a ser un día súper emotivo para mí, porque una despedida después de veintiún años no se hace todos los días”.

Para ese día, espera estar en el escenario hasta tres horas, con muchos artistas invitados, “con toda la banda al completo y con un montaje audiovisual que esperamos que guste a todo el mundo”, y todo ello en el marco de un festival que tiene como marco a la Plaza de España de la capital andaluza, punto de despedida para un artista que ahora empieza una nueva etapa en su vida musical en todos los sentidos.