La colección de Paul Allen recauda 1.622 millones de dólares en total tras la segunda venta

Nueva York (EFE).- La colección de arte de Paul Allen, que anoche se coronó como la más cara de la historia en la casa de subastas Christie’s de Nueva York, ha recaudado 1.622 millones de dólares en total tras sumar este jueves otros 115 millones en la segunda parte de la venta destinada a fines benéficos.

Las 60 obras de mayor valor del confundador de Microsoft, Paul Allen, se adjudicaron ayer por 1.506 millones, una cifra que superó con creces el récord de 922 millones marcado por la colección Macklowe el pasado mayo y que hoy siguió aumentando con la oferta de las 95 obras restantes, de precio más bajo.

Los compradores volvieron a pujar sin miedo y sobrepasaron muchas estimaciones, alcanzando 8,4 millones por la escultura «Typewriter Eraser, Scale X» de Claes Oldenburg and Coosje Van Bruggen, y 6,8 millones por el cuadro «Red No.1» de Sam Francis, las piezas más valiosas de la sesión.

Fotografía cedida por la casa de subastas Christie's donde se muestra la escultura "Typewriter Eraser, Scale X" de Claes Oldenburg and Coosje Van Bruggen que ha alcanzado 8,4 millones de dólares durante una subasta en Nueva York (EE.UU.). EFE/Christie's
Fotografía cedida por la casa de subastas Christie’s donde se muestra la escultura «Typewriter Eraser, Scale X» de Claes Oldenburg and Coosje Van Bruggen que ha alcanzado 8,4 millones de dólares durante una subasta en Nueva York (EE.UU.). EFE/Christie’s

Aunque las cifras fueron menos impactantes que en la víspera, varias obras pulverizaron sus valoraciones iniciales, encabezadas por un cuadro abstracto de Alden Mason, «Sweet Encounter», que partía de 6.000 a 8.000 dólares y se vendió por 189.000, unas treinta veces más.

También tuvieron éxito otros formatos como la fotografía, con una composición de Irving Penn que retrata las manos de Miles Davis en su trompeta, que se vendió por 195.000, unas dieciocho veces más de lo esperado, o la escultura, con una de Isamu Noguchi que recaudó 907.200 dólares, tres veces más.

La colección de Paul Allen

En la primera parte de la venta, que reunió anoche a los principales galeristas y marchantes de Nueva York y al magnate y presidente de Christie’s, Francois-Henri Pinault, cinco obras lograron valores por encima de los 100 millones de dólares, firmadas por Seurat, Cézanne, Van Gogh, Gauguin y Klimt.

Tras las dos intensas jornadas, que en conjunto se han alargado más de seis horas, la casa de subastas destacó que ha vendido la totalidad de las piezas ofrecidas, 155, y que su recaudación histórica irá destinada a causas filantrópicas (que no detallaron), como era deseo del cofundador de Microsoft, Paul Allen.

El responsable de arte del siglo XX y XXI de la compañía, Max Carter, indicó en una nota que el patrimonio artístico del empresario abarcaba 500 años de la Historia de Arte y sostuvo que probablemente el mundo «nunca verá este rango, cantidad y calidad de obras maestras en una colección privada de nuevo».

Si bien no se conoce la identidad de los compradores, el medio especializado ArtNews señala que el 12 % de las obras vendidas anoche fueron a parar a Asia, un mercado que los expertos siguen viendo boyante pese a la sombra mundial de una recesión.