La familia de la escuela de Canet ejerce la acusación por el acoso en Twitter

Barcelona, 12 oct (EFE).- Javier Pulido, el padre del alumno de Canet de Mar (Barcelona) que pidió por vía judicial un 25% de clases en castellano, se ha personado como acusación particular contra los tuiteros que publicaron mensajes de acoso a la familia.

«Nos hemos personado como acusación particular porque queremos perseguir lo que no es normal y que las personas dejemos de tener miedo», ha afirmado, en declaraciones a los medios tras la salida del juzgado, donde ha declarado este lunes.

Pulido ha declarado como testigo ante el juez de Barcelona que investiga a varios tuiteros que publicaron mensajes en redes sociales con insultos hacia la familia que forzó el 25% de clases en castellano en la escuela Turó del Drac de Canet de Mar y llamando a aislarla.

El padre del menor ha explicado que se han personado como perjudicados en la causa abierta contra los tuiteros por el «acoso» que sufrieron en las redes sociales el pasado diciembre y ha animado a participar en la manifestación que la asociación Escuela de Todos ha convocado para el próximo 18 de octubre para exigir que se cumpla la sentencia que impone un 25% de clases en castellano.

Según Pulido, su caso «es uno más de los que hay», por lo que su intención al personarse como acusación particular es impedir que el acoso por internet quede impune: «estas cosas de la red parece que no duelen, pero en realidad sí hacen mucho daño», ha añadido entre lágrimas.

La causa por los comentarios en las redes contra la familia de Canet se abrió a raíz de una denuncia presentada por la Fiscalía contra cuatro tuiteros que, en su opinión, publicaron «expresiones humillantes e hirientes» contra los padres del alumno y los señalaron «de forma expresa en represalia».

Según detalla la Fiscalía en su denuncia, uno de los mensajes tildaba a la familia de «colonos no integrados y terroristas», mientras que otro de los imputados se les atribuía la condición de «fascista», al tiempo que se hizo un llamamiento para que vivieran «un infierno mediático».

«Queremos saber el nombre y la dirección donde vive la familia», «entonces cread el grupo P5Ñ, ponéis al niño solo y le hacéis 50-50», o el pueblo «tiene que hacer la vida imposible a la familia» son otros de los mensajes citados por la Fiscalía, que investigó el caso a raíz de las denuncias de Hablemos Español, Asamblea para la Escuela Bilingüe (AEB) y Vox. EFE

rg/ll

(vídeo)