Miquel Navarro alega contra un parque eólico que rodeará su museo en Siete Aguas

València (EFE).- El escultor Miquel Navarro ha presentado alegaciones contra el proyecto de parque eólico de la Sierra del Tejo al entender que «deteriora el legado de su obra que está creando desde hace años en una finca de su propiedad» en Siete Aguas, que quedaría rodeada con diez molinos de viento de llevarse a cabo el plan.

Así lo ha manifestado el artista en un comunicado, en el que ha anunciado asimismo que acudirá a la manifestación convocada para el próximo sábado en València por la Coordinadora Valenciana para la Ubicación Racional de las Energías Renovables bajo el lema ‘Renovables sí, pero no así’.

UN PROYECTO REACTIVADO

En este sentido, ha explicado que «tras años paralizado y con diversas modificaciones», el proyecto del Plan Especial de la Zona Eólica Número 9 de la Comunitat se ha reactivado con el objetivo de instalar 63 aerogeneradores en 8 parques eólicos en las sierras que discurren entre las poblaciones de Camporrobles, Fuenterrobles, Utiel, Requena y Siete Aguas.

Uno de esos parques, el de la Sierra del Tejo, contempla instalar 10 molinos rodeando por el norte, sur y este la finca de La Alqueruela de Siete Aguas, propiedad del escultor Miquel Navarro, donde desde hace años ha instalado esculturas de gran tamaño al aire libre.

Algunas de ellas, ha matizado el artista, son propiedad de la Fundación Miquel Navarro, con la que pretende gestionar su colección personal y que convertirá también a su actual taller ubicado en la localidad de Mislata en un museo permanente.

RODEADA POR AEROGENERADORES

La finca de La Alqueruela de Siete Aguas se encuentra en una lengua de terreno en un valle entre las dos montañas de la sierra donde se ubIcarían los aerogeneradores, por lo que quedaría en el centro rodeada por las torres, ha lamentado.

Estos aerogeneradores, ha dicho, son estructuras de más de 40 metros de altura sobre la sierra del Pico del Tejo, que ha considerado que «deteriorarían claramente el museo, que tiene por objetivo la convivencia entre arte y naturaleza, y en el que algunas de las esculturas están inspiradas en la propia zona».

Además del ruido e impacto visual, el escultor ha denunciado que el museo también quedaría «entre una red de cables», porque en las proximidades del lugar se ubicaría una subestación eléctrica a la que llegaría todo el cableado de evacuación de las torres.

Ha señalado asimismo que se trata de una zona protegida por la Generalitat desde 2013, cuando la Conselleria de Territorio prohibió practicar la escalada entre enero y junio en la zona para proteger al águila perdicera, especie protegida.

Además, Navarro ha aludido a informes de SEO/Birdlife que recomiendan establecer perímetros de 15 kilómetros alrededor de los anidamientos de rapaces para asegurar un campeo libre de peligros.

MIQUEL NAVARRO, A FAVOR DE LAS RENOVABLES PERO NO DE CÓMO SE ESTÁN IMPLANTANDO

«Quienes nos estamos movilizando no estamos en contra de las renovables, sino de la manera en la que se están implantando», ha considerado el escultor, que ha denunciado lo que ha considerado «una aberración contra el arte y la naturaleza».

Así, en las alegaciones que ha presentado, el autor de obras como ‘el Parotet’ o ‘la Pantera Rosa’ ha indicado que el museo «es un legado similar al creado por Chillida en Hernani» y se ha preguntado si «se atreverían a rodear de aerogeneradores ese espacio escultórico».

«¿Cómo puede explicar la Generalitat lastrar un legado como este a cuyo artista ha concedido la Distinción al Mérito Cultural? ¿Cómo se puede valorar la indemnización que debería recibir cuando se trata de un legado y de arte?», ha inquirido.

El escultor participará en la manifestación convocada por la Coordinadora Valenciana para la Ubicación Racional de las Energías Renovables, bajo el lema ‘Renovables sí, pero no así’, que se celebrará el sábado 21 en el centro de València.

La marcha saldrá a las 12 horas desde el Palacio de Justicia de la capital y concluirá a las 14 horas en la plaza de la Virgen.