Morante: miuras para recordar a Manolete en Linares

Sevilla, 25 ago (EFE).- El diestro Morante de la Puebla hará su propio homenaje a Manuel Rodríguez «Manolete» el domingo en Linares (Jaén) estoqueando una corrida de Miura, cuando se cumplen 75 años desde que en esa plaza un toro de esta ganadería corneara mortalmente al califa cordobés

Morante está anunciado en la tradicional feria de San Agustín, acompañado de Curro Díaz y Rafaelillo en una fecha, la del 28 de agosto, en la que se conmemora el 75 aniversario de la trágica muerte de Manolete.

El 28 de agosto de 1947 Manolete, una de las piedras angulares de la historia del toreo moderno, fue corneado fatalmente por «Islero», marcado con el hierro de Miura.

Se van a cumplir, en definitiva, tres cuartos de siglo de una tragedia que sacudió el país de arriba abajo marcando a fuego la fecha en el imaginario de toda una generación, de toda una época. El enciclopedismo taurino del matador cigarrero –su sentido revisionista del hilo del arte de torear- se suman a ese renovado sentido de la responsabilidad que nació a la vez que la pandemia ponía el negocio taurino patas arriba.

Desde entonces, Morante se ha prodigado en todo tipo de plazas, con todo tipo de compañeros, asumiendo el reto de superar las cien corridas de toros en la presente temporada para hacer su propio homenaje a su admirado Joselito, a la vez que ha firmado alguna de las mayores cumbres de su carrera como las antológicas actuaciones de la pasada Feria de Abril.

Morante no se había anunciado con la célebre divisa de Zahariche hasta el festival organizado a beneficio de las obras sociales y asistenciales de la Hermandad de la Macarena que sirvió para cerrar la temporada 2018 en la plaza de la Maestranza. Pero el diestro de La Puebla apenas pudo esbozar algunos capotazos al novillo escogido antes de que asomara el pañuelo verde decretando su vuelta a los corrales por su manifiesta invalidez.

Pero, tal y como ocurrirá el día 28 con Manolete, en el alma torera del diestro de La Puebla latía la necesidad de homenajear a Joselito, su principal referente. La oportunidad volvió a plantearse en torno a la gestación de los carteles de 2021, en los rescoldos de la conmemoración del centenario de su muerte que se había celebrado el año anterior, atrofiado en todas las facetas festivas por la explosión de la pandemia.

Pero, una vez más, tocó esperar. Los carteles preparados para la primavera de 2021 –sustituyendo a la tradicional Feria de Abril- tuvieron que celebrarse finalmente en el otoño ante la imposibilidad de abrir la plaza de la Maestranza al 50 % de su capacidad, incluyendo el anunciado gesto de Morante de la Puebla, que escogió la corrida de Miura acompañado de dos especialistas del temido hierro como Manuel Escribano y Pepe Moral.

Pero, una vez más, las cosas no iban a salir exactamente como se habían preparado. Morante, que agotó el papel e hizo el paseo con un vestido de aires historicistas, lidió con sobria suficiencia al primero, al que cuajó de capote pero tuvo que volver a contemplar como volvía a los corrales su segundo, abecerrado e inválido. El susituto fue un sobrero de Virgen María con el que anduvo sobrado. Pero no había ido a eso…

La tercera oportunidad será, finalmente, este domingo de San Agustín en el que Morante escenificará el más hermoso homenaje posible al gran califa cordobés, ese torero para olvidar una guerra que cayó hace 75 años en la arena ardiente de la plaza de Linares poniendo fin a toda una época del toreo. Álvaro Rodríguez del Moral

EFE