«Primavera Sound» aterriza en Latinoamérica con un primer festival en Chile

Por Iñaki Martínez Azpiroz

Santiago de Chile, (EFE).- El festival español de música contemporánea Primavera Sound aterriza en Santiago de Chile su primera edición en Latinoamérica, llenando una programación con artistas de talla internacional y nacional como Artic Monkeys, Travis Scott, Beach House y Los Jaivas.

Según cálculos de los organizadores, el primer Primavera Sound latinoamericano reunirá el 11, 12 y 13 de noviembre a más de 35.000 asistentes diarios en el parque Bicentenario de Cerrillos, al sur de la capital chilena, con una nutrida representación de artistas españoles como la cantautora Christina Rosenvinge, el indie pop de Amaia o el reguetón-trap de Bad Gyal.

El público entró al recinto a partir del mediodía para disfrutar de los primeros conciertos del festival que, si bien al principio tuvieron un público reducido, poco a poco llenaron los espacios de los conciertos a medida que avanzaba la tarde.

Christina Rosenvinge causa furor

Espectadores asisten al Festival Primavera Sound en Santiago (Chile). EFE/ Elvis González

En el caso de Christina Rosenvinge, un millar de personas llegaron para verla, a las que les recordó su paso por Chile años atrás, por el festival musical de Viña del Mar, y les agradeció su entrega: «Vosotros habéis conseguido que yo haya tenido una vida maravillosa como cantante», clamó la española.

Varios de los asistentes que hablaron con EFE se enteraron del festival por los grandes artistas internacionales, pero les sorprendió encontrar grupos más pequeños en el mismo cartel; es el caso de Alejandra Nieto, que viajó desde Lima (Perú) para estar en el festival.

«Me encanta el grupo Helado Negro, y es divertido encontrarlo en el mismo festival con un grande como Travis Scott»

 Alejandra Nieto

Que anteriormente había intentado asistir a un concierto de Björk en Islandia y, cuando vio que actuaba en Santiago, no dudó en viajar con varios amigos al país vecino.

Otro asistente, Gonzalo Lorca, aseguró a EFE que ya seguía el Primavera Sound de Barcelona por su propuesta de ofrecer artistas no tan populares y que le ilusionó saber que habría una edición en su ciudad: «Otros festivales solo contratan a los primeros artistas de los ‘ranking’, y es bueno ver grupos que no vendrían a otros espacios», dijo.

Primera franquicia en Latinoamérica

Espectadores asisten al Festival Primavera Sound en Santiago (Chile). EFE/ Elvis González

El estreno del festival en Latinoamérica se hace en Chile, pero también aterriza este mismo sábado en Buenos Aires (Argentina) y, a finales de mes, en Brasil, en São Paulo.

Todas esas ediciones replican el mismo modelo de éxito que el festival español desarrolla desde hace dos décadas en Barcelona (España), apostando por organizar conciertos tanto en el mismo recinto oficial como en diferentes salas de música de toda la ciudad.

El festival ofrece estilos de música contemporánea como pop, dance o indie y, además de incluir conciertos de conocidos artistas internacionales, también hace espacio para la escena musical local, como lo hará en Chile con los nacionales Los Jaivas, Niños del Cerro, Loyaltty, DJ Lizz o Familea Miranda, entre otros.

Cada edición del Primavera Sound en Barcelona fue incrementando el público hasta sobrepasar los 190.000 asistentes en 2015, lo que le permite exportar nuevas ediciones a otros rincones del mundo.

Música en toda la ciudad

Espectadores asisten al Festival Primavera Sound en Santiago (Chile). EFE/ Elvis González

La organización trasladó el concepto barcelonés del festival a Santiago de Chile e, imitando el modelo original, organizó conciertos no solo en el recinto del festival, sino en diferentes salas de música de la ciudad.

El festival comenzó su andadura en Santiago de Chile con el «Camino al Primavera Sound», que organizó el pasado 16 de octubre en el Movistar Arena con los artistas Jack White, Pixies, Cat Power y Niños del Cerro, reuniendo a más de 10.000 asistentes como antesala a lo que será el festival.

Asimismo, la organización también llevó la música desde este miércoles a diferentes salas de música de Santiago de Chile, ofreciendo conciertos de menor formato en la iniciativa «Primavera en la ciudad», que también suele organizarse en Barcelona.

El Primavera Sound se suma así a una lista de festivales extranjeros que decidieron apostar por Santiago de Chile para crear ediciones en la ciudad, tales como el festival alemán de música electrónica Time Warp o el estadounidense de rock Lollapalooza.