Tejer y más pequeñas cosas: Michelle Obama abraza la autoayuda en nuevo libro

Por Paula Escalada Medrano |

Washington (EFE).- Cuenta Michelle Obama que aprendió a tejer en las primeras semanas de la pandemia para mantener su mente ocupada y evitar hundirse en el pesimismo y la angustia generalizada. Desde entonces, las agujas la acompañan como parte de esas «pequeñas cosas» que le ayudan a no perder la luz.

Así lo cuenta en «Con luz propia. Vencer en tiempos de incertidumbre», su segundo libro -que llega tras el enorme éxito internacional de su autobiografía «Mi historia»- y que es una especie de manual de autoayuda y consejos inspirados en su vida como «madre, hija, cónyuge, amiga y primera dama», reza un dosier proporcionado por la editorial Penguin Random House.

Un libro que nació de las angustias de la pandemia y en el que ofrece el contenido de su «caja de herramientas personal», reza la propia Michelle Obama en el texto.

«Con este libro pretendo enseñarte lo que guardo en ella y por qué, lo que utilizo profesional y personalmente para mantener el equilibrio y la confianza, lo que me ayuda a seguir adelante incluso en momentos de gran ansiedad y estrés», explica.

En épocas de recetas para la felicidad y predicadores de la salud mental, Michelle Obama se sube a la ola y se aferra a las agujas de tejer como la metáfora para explicar el valor de las pequeñas cosas. No solo lo hace en las páginas de su libro, sino también subida a los escenarios.

Obama en las tablas

A sus 58 años, la exprimera dama es una maestra de las tablas, como quedó demostrado tras la publicación de «Mi historia», en una gira con la que recorrió decenas de ciudades presentando su texto, acompañada de famosos de diversa índole, en estadios abarrotados cual estrella de rock.

El martes pasado volvió a demostrarlo acompañada de la popular presentadora Ellen DeGeneres en un teatro de la capital estadounidense, ubicado a pocos metros de la Casa Blanca, que Michelle Obama habitó durante los ocho años (de 2009 a 2017) más intensos de su vida.

La ex primera dama de los Estados Unidos Michelle Obama (i) habla junto a la comediante estadounidense Ellen DeGeneres durante la presentación de su libro «Con Luz Propia». EFE/Lenin Nolly

Fue un encuentro celebrado unas horas después de que saliera a la venta en Estados Unidos el libro y marcó el comienzo de una nueva gira en la que recorrerá seis ciudades, en 13 fechas, que tienen ya casi colgado el cartel de no hay billetes, pese a que los tickets no bajan de los 100 dólares.

Una charla entre amigas cargada de humor, ironía y de consejos que arrancan con la metáfora de las agujas para autocontrolarse, en este mundo de generaciones ansiosas, que quieren siempre «ir a por lo grande», tocar el techo antes de poner la primera piedra, cuenta.

«Pienso en lo que puedo controlar. Pienso en tejer, en los puntos, en que si te enfocas en dar punto tras punto el resultado es un suéter real que tu hija puede ponerse», explica.

Fuente de inspiración

En los minutos previos al comienzo de la charla, una pantalla gigante proyecta fotos de la ex primera dama, junto con frases inspiradoras que dan una idea del contenido del libro.

«Tenemos que ser capaces de imaginar lo que es posible», «Nadie puede hacerte sentir mal si te sientes bien contigo mismo» o «Cuando somos capaces de reconocer nuestra propia luz, nos empoderamos para usarla», se veía.

Un libro dividido en tres partes, con diez capítulos con títulos como «El poder de lo pequeño», «Descodificar el dolor» o «La coraza que llevamos» y que arranca con una de las primeras enseñanzas vitales que aprendió una niña nacida en un pequeño apartamento de un barrio humilde de Chicago, en una familia descendiente de esclavos, con un padre enfermo de esclerosis múltiple.

La ex primera dama de los Estados Unidos Michelle Obama, asiste a la presentación de su libro "Con Luz Propia" hoy, en el Teatro Warner en Washington DC (EE.UU.). EFE/Lenin Nolly
La ex primera dama de los Estados Unidos Michelle Obama, asiste a la presentación de su libro «Con Luz Propia» hoy, en el Teatro Warner en Washington DC (EE.UU.). EFE/Lenin Nolly

Esta situación, cuenta en el libro, le brindó «una lección prematura e importante sobre lo que es ser diferente, sobre lo que es ir por el mundo marcado por algo que no puedes controlar».

«Mi padre me enseñó -contaba en la charla- que nadie puede hacerte sentir mal si te sientes bien contigo mismo. Y esa fue una elección porque él no dejó que la energía negativa lo quemara y fue mi ejemplo para saber reaccionar cuando los tiempos eran difíciles».

«Con luz propia» habla también de cómo enfrentarse al miedo, una «emoción poderosa» que ella sintió fuertemente tanto al llegar como al salir de la Casa Blanca, un sentimiento que «puede mantenerte a salvo, pero que también puede dejarte atascado».

«El objetivo no es deshacerse del miedo por completo. He conocido a muchas personas valientes en mi vida, desde héroes cotidianos hasta gigantes como Maya Angelou y Nelson Mandela». El objetivo es más bien, señala Obama, aprender a vivir con él sin que te paralice los pies.