1-3. Pablo Barrios saca al Atlético de un embrollo

O Carballiño (Ourense), 22 dic (EFE).- El Atlético de Madrid sigue vivo en la Copa del Rey después de remontar al Arenteiro (1-3), en un partido en el que volvió a mostrar carencias defensivas pero sobrevivió por su físico y la pegada, con un doblete del belga Yannick Carrasco y otro tanto del joven Pablo Barrios, jugador de 19 años de la cantera del club, que sacó al equipo de un lío al anotar el 1-2 en el minuto 75.

El centrocampista del Atlético de Madrid Pablo Barrios (c) durante el partido de segunda ronda de la Copa del Rey que CD Arenteiro y Atlético de Madrid disputaronen el estadio de Espiñedo, en O Carballiño. EFE/BRAIS LORENZO

El Atlético de Simeone construyó sus éxitos desde el rigor táctico y defensivo. La intensidad y la contundencia eran rasgos que caracterizaban a un equipo que echa en falta esas señas de identidad, aunque el estado del césped del campo de Arenteiro no ayudó en nada al conjunto madrileño. Por todo ello, el equipo rojiblanco, pese a tener enfrente a un rival de la cuarta categoría del fútbol español -Segunda RFEF-, sufrió para vencer.

El centrocampista del Atlético de Madrid Yannick Carrasco (3d) celebra su segundo gol durante el partido de segunda ronda de la Copa del Rey que CD Arenteiro y Atlético de Madrid disputaron en el estadio de Espiñedo, en O Carballiño. EFE/BRAIS LORENZO

Simeone situó a Pablo Barrios junto a Koke y Witsel en la medular. El canterano fue uno de los que más intentó jugar en un césped horroroso, muy castigado por las fuertes lluvias. Aún así y, a pesar de las ausencias de Joao Felix, Griezmann o Rodrigo de Paul, no hay mucha excusa. El Atlético tiene un problema serio porque ha perdido contundencia en las dos áreas.

El Arenteiro supo como atacar al Atlético. Buscó la espalda del belga Carrasco para castigar a la defensa rojiblanca, con Savic, Hermoso y Giménez lejos de su mejor nivel. El equipo gallego no generó demasiado peligro, pero amenazó con varias aproximaciones hasta que al filo del descanso Markitos, tras un gran control, en el que pudo ayudarse con la mano, superó a Oblak.

El gol gallego, curiosamente, llegó cuando mejor estaba el equipo madrileño, que se había adueñado del balón y había tenido dos buenas ocasiones en las botas de Morata, que se encontró con Diego García en la primera y se quedó sin ángulo en la segunda, con los locales comiéndose al juez de línea para reclamar un fuera de juego del internacional español.

El Atlético estaba tocado, pero antes del descanso se encontró con un penalti, muy protestado por la afición gallega, por agarrón sobre Savic. El árbitro asturiano González Fuertes no dudó y Yannick Carrasco igualó pese a que el portero adivinó su lanzamiento.

No mejoró el panorama para los rojiblancos en el inicio del segundo tiempo, pese a que Barrios probó a Diego García nada más arrancar. El Atlético carece de un plan de juego y el Arenteiro le aguantó el pulso hasta que se desfondó, pese a su desesperación con el colegiado, que volvió a pitar un protestado penalti en su área tras una caída de Carrasco. El belga le cedió el lanzamiento a Morata y el internacional español culminó su desastroso partido con un mal golpeo.

El Arenteiro se quedó sin gasolina, el partido ya tenía color rojiblanco. Simeone refrescó su once con la entrada de Alber y Reinildo, que empezó a hacer daño por el costado izquierdo. En una de sus subidas consiguió conectar con Morata, que armó rápido su pierna pero de nuevo se encontró con el portero ourensano.

Al equipo gallego ya le costaba salir de su campo -su entrenador tardó mucho en mover el banquillo- y Pablo Barrios, la perla rojiblanca, culminó la remontada a falta de un cuarto de hora para alivio de Simeone, que no tardó en meter a Kondogbia para reforzar el centro del campo. El Arenteiro se volcó, pero fue Morata el que pudo sentenciar; otra vez estrelló su remate contra el cuerpo del portero. En el descuento, Carrasco acabó con la agonía tras un rápido contraataque.

Ficha técnica:

1 – CD Arenteiro: Diego García: Ger (Jordan, min.76), Vitra, Pol Bueso, Joseca; Curro, Alex Fernández; Pibe (Romay, min.76), Markitos (Adrián Cruz, min.76), Manín (David Álvarez, min.79); Escobar.

3 – Atlético de Madrid: Oblak; Llorente, Giménez, Savic, Hermoso (Reinildo, min.23), Carrasco; Witsel, Koke (Alber, min.68), Barrios; Lemar (Kondogbia, min.80) y Morata.

Goles: 1-0 Markitos, min.41; 1-1 Carrasco (p), min.45; 1-2 Barrios, min.75; 1-3 Carrasco, min.90

Árbitro: González Fuertes (comité asturiano). Expulsó al técnico local Javi Rey (min.20) y al delegado de campo, Chechu), con tarjeta roja directa. Además, mostró cartulina amarilla a Pol Bueso (min.44) y Escobar (min.85) por parte del Arenteiro, y a Giménez (min.17), Hermoso (min.48), Morata (min.55) y Lemar (min.58) por parte del Atlético de Madrid.

Incidencias: Encuentro de la segunda eliminatoria de la Copa del Rey disputado en el campo de O Espiñedo. Lleno.

David Moldes