100 euros por ver 1.230 partidos

Madrid (EFE).- La NBA remodeló su app. Y bajó el precio. Para la temporada 2022-2023, ver los 1.230 partidos de temporada regular, más los que den de sí los playoffs, tiene un precio de 100 euros. Además, puedes ver calentar a Luka Doncic con micrófono incorporado, o revivir, cuándo y dónde quieras, los anillos de Pau Gasol. Experiencia total.

Mientras las formas de consumo deportivas cambian, especialmente entre la gente joven, la liga norteamericana de baloncesto se adapta a los tiempos potenciando su propia ‘OTT’ a la vez que recibe, según remiten a EFE, datos de crecimiento de su impacto en España.

Con el torneo estilo ‘Copa del Rey’ en ciernes, la última novedad aplicada a la temporada, el formato del ‘play-in’, tuvo un 39% más de audiencia esta temporada respecto a la anterior, la de su implementación, en Movistar+, la plataforma que tiene los derechos de la NBA en España.

Un interés que se traduce también en las redes sociales. Los perfiles de NBA Spain registraron un crecimiento del 60% en ‘engagement’, el compromiso de los consumidores con su marca. Por su parte, sus cuentas en Europa crecieron hasta un 79% y tuvieron un 72% más de reproducciones de vídeos.

Por esto, la NBA ha implementado esta forma de consumo de la Liga a su propia aplicación para móviles introduciendo el formato de vídeos verticales para ver de manera más dinámica las jugadas de los partidos. Además, esta aplicación está disponible para televisiones inteligentes.

La nueva ‘app’, realizada por NBA Digital en colaboración con Turner Sports y Microsoft, se podrá descargar gratuitamente y ofrecerá a los seguidores una serie de contenidos que incluyen videos del día a día de los equipos, así como la posibilidad de volver a ver partidos históricos y las Finales desde 2000.

Otra importante novedad será la denominada ‘Gameday Experience’, que permitirá por primera vez a los aficionados seguir en directo digital las ruedas de prensa previas y posteriores a los partidos.

El precio de salida para la temporada que arranca la próxima madrugada del martes al miércoles es de 99,99 euros al año. Y el paquete ‘premium’, para disfrutar del contenido NBA en dos dispositivos de forma simultánea, se sitúa en 129,99 euros.

Esto es lo que cuesta ver los 1.230 partidos de temporada regular, el fin de semana de las estrellas, las eliminatorias por el título y el contenido mencionado anteriormente, además de una serie documental que explorará la cultura, historia y amor por el baloncesto en ocho ciudades europeas distintas: Belgrado, Bolonia, Leverkusen, Estambul, Kaunas, París, Sevilla y Tesalónica.

Una bajada de precios que llega después de que el NBA League Pass, como se denomina la ‘app’ de la competición, aumentase un 23% sus suscriptores la pasada temporada en Europa, siendo la región más importante para la Liga fuera de los Estados Unidos. ¿Las claves? La vuelta a la normalidad tras la pandemia del coronavirus y el crecimiento exponencial de estrellas del viejo continente en los últimos años como el griego Giannis Antetokounmpo, el serbio Nikola Jokic -ambos dos veces MVP de la NBA en temporada regular- y el esloveno Luka Doncic.

Además, dentro de su política de potenciación del mercado europeo, la liga norteamericana de baloncesto programó 56 partidos para los ‘NBA Saturdays’ y ‘NBA Sundays’ esta campaña; es decir, encuentros en horarios de máxima audiencia en Europa los sábados y los domingos.

Una NBA que arrancará su 76ª temporada tras dar un nuevo paso en otro mercado. Recientemente colgó el cartel de “no hay billetes” en los dos partidos en Abu Dabi. Con los Bucks de Antetokounmpo y los Hawks de Trae Young como reclamo.

Y es que, según transmitió la liga a EFE, en Emiratos Árabes Unidos, el baloncesto es el segundo deporte más visto y la NBA se emite allí desde hace más de 35 años. Por ello, la competición que lidera el comisionado Adam Silver dio sus primeros partidos en el golfo Pérsico. La empresa YouGov, firma internacional de investigación de mercados y análisis de datos, estima en 3,2 millones de aficionados de la NBA viviendo en EAU.

Edición web: Rocío Casas