Aficionados durante un partido de la Bundesliga. EFE/EPA/Ronald Wittek

La Bundesliga busca un inversor externo, pese a la oposición de los aficionados

Berlín (EFE).- La Liga Alemana de Fútbol (DFL), que agrupa a la primera y segunda Bundesliga, busca un inversor externo, pese a la oposición de los grupos de aficionados organizados, que temen que con ello se produzca un deterioro de su cultura futbolística.

El plan es fundar una filial que se ocupe de los derechos de transmisión de la que un 12,5 por ciento se vendería a un inversor externo para los próximos 20 años, con lo que se pretende obtener ingresos por 2.000 millones de euros.

Los representantes de los 36 clubes de la primera y la segunda Bundesliga deberán decidir e 24 de mayo sobre el proyecto, cuya aprobación precisa una mayoría de dos tercios.

De cara a ese momento, el director administrativo de la DFL, Axel Hellmann, y el presidente del Consejo de Vigilancia, Hans-Joachim Watzke, se han reunido con representantes de grupos de aficionados para intentar disipar las preocupaciones que existen.

Helmann, en una reunión en Dortmund, dijo que no se trataba de forzar una mayor comercialización del fútbol ni de tratar de emular a la Premier League sino de modernizar la venta de derechos y de aumentar la competitividad.

“Se puede comparar con el techo de una casa que tiene goteras. Tenemos una buena construcción que funciona desde hace años pero hay que trabajar en algunas cosas, no en los cimientos, sino en el techo que tiene goteras”, dijo.

“Internacionalmente hay algunos que nos están dejando atrás, tenemos que hacer algo”, agregó.

Watzke, por su parte, dijo que el llevaba veinte años luchando por el mantenimiento de la regla del 50+1 -que impone que los socios tengan al menos el 51 por ciento de los votos en las decisiones de los clubes, salvo excepciones- como para permitir ahora el ingreso de un “caballo de Troya” que aumente la influencia de los inversores.

Dentro de las preocupaciones de los grupos de aficionados está que haya una mayor diversificación de las horas de inicio de los partidos de cada jornada.

Hace poco la DFL se vio obligada a eliminar los partidos de los lunes por resistencia de grupos de aficionados.
A ese respecto, Helmann dijo que la DFL podría ya diversificar los horarios, lo que sin embargo no ha hecho ni va a hacer con la llegada de un inversor.