71-65. El Surne Bilbao continúa invicto en el regreso de Mumbrú a Bilbao

Bilbao, 7 oct (EFE).- Jaume Ponsarnau, entrenador del Surne Bilbao Basket, aseguró después de la «feliz e ilusionante» victoria lograda frente al Valencia Basket (71-65) que «le enorgullece entrenar a un grupo tan comprometido» como el que forman los ‘hombres de negro’.

El ala-pívot del Bilbao Basket Ignacio Rosa (arriba) defiende al ala-pívot del Valencia Basket Jaime Pradilla, durante el partido de la Liga ACB de baloncesto disputado este domingo en el Bilbao Arena de la capital vizcaína. EFE/Javier Zorrilla

«Ya casi somos un equipo», enfatizó el técnico catalán en su valoración de un encuentro en el que admitió que «en el cara o cruz final» tuvieron «algo de suerte», pero su «mérito fue ir a buscarla» y, además, que «Miribilla, que ha sido fantástico, estaba allí».

«Hemos empezado con las ideas claras y gracias al buen trabajo defensivo hemos encontrado inspiración ofensiva. En el segundo cuarto Valencia nos ha devuelto la moneda y parecía que se apoderaban del partido, pero ahí hemos creído y desde la defensa nos hemos vuelto a enganchar», explicó.

Ponsarnau, por otro lado, señaló que una de las claves del balance de 4-0 del Surne Bilbao, con tres victorias en ACB y otra en Liga de Campeones, es «el clima de confianza» que han construido en el vestuario que hace que todos los jugadores sepan que «en cualquier momento puede llegar tu momento».

«Esta victoria es un reflejo de las ganas que tenemos y de lo que significa Miribilla para nosotros, pero podemos y debemos mejorar muchas cosas. Esto no para y en el momento que te paras te pasan por encima. Tenemos que crecer», insistió Ponsarnau.