Aguirre: «Dimos dos goles como un regalo navideño»

Getafe (Madrid), 30 dic (EFE).- Javier Aguirre, entrenador mexicano del Mallorca, lamentó que su equipo fallara en los dos goles que marcó el Getafe este viernes y reconoció que el conjunto balear «no estuvo a la altura» del choque que perdió 2-0 en el Coliseum Alfonso Pérez.

El técnico del Mallorca, en rueda de prensa, valoró un partido que, a su juicio, se le escapó a su equipo por dos detalles y por un posible penalti que, de haberse lanzado, habría cambiado el destino de sus jugadores.

«No tirar a portería es un dato que no me afecta porque nuestro equipo tiene muy claro a lo que juega. Controlamos el partido en la primera parte. Dimos dos goles como regalo navideño. Con el primer gol nos dispersamos, nos salimos del partido, cambiamos el esquema, metimos gente adelante, dejamos espacios y en otro regalo llegó el segundo gol», dijo.

«Cuando uno se equivoca en Primera División, se paga. No estuvimos a la altura, yo el primero. No advertí lo que se venía y fuimos un equipo vulnerable. No defendimos como lo hacíamos y no atacamos. Felicito al Getafe», agregó.

Aguirre reconoció que el VAR hizo bien su trabajo cuando señaló un fuera de juego previo de Muriqi cuando el árbitro pitó un penalti a favor del Mallorca por una mano de Damián Suárez.

«El Getafe se organizó bien, estaba con su gente. Si no nos hubiésemos equivocado en el primer gol el partido habría sido otro. La tecnología, que me encanta, nos birló un penalti. Ellos en la primera parte hicieron un tiro en la primera parte y el partido estaba para el que se equivocara primero. Intentamos cambiar de esquema a un 4-4-2, vivimos una etapa de desconcierto y dos errores, dos goles y a tu casa», señaló.

«El 0-1 habría cambiado la historia. Tendrían que haber arriesgado, se habrían puesto nerviosos. La película habría sido otra. No hemos tenido suerte con el cochino VAR, pero si era fuera de juego habría sido injusto. Al final, con regalos de esta índole, si les regalas, te ventilan», manifestó.

Respecto al primer gol de Borja Mayoral, declaró que el error de su equipo residió en no haber sido más intenso cerca del área y dijo que hasta el partido del Getafe, sus jugadores se habían destacado por su «sensatez defensiva».

También habló sobre el partido de Tino Kadewere y manifestó que tiene una buena intuición con el jugador de Zimbabue: «Tino tuvo una lesión cuando llegó. Evitó la cirugía porque su equipo francés no quiso que se operara y tuvo un asunto privado bastante feo. Ha salido adelante. Le pusimos en una situación que no le corresponde y lo poco que hizo, fue acorde al partido. No destacó nadie ni para bien ni para mal. Le espero y nos va a dar cosas. Estoy contento con su actitud, se esfuerza por hablar castellano y nos va a dar muchas alegrías».

Por último, tuvo palabras para Pelé, a quien no pudo ver en directo durante el Mundial de México 1970 después de ver un par de partidos que no desveló en el estadio Azteca.

«Era joven, no le vi en el estadio y vi por la televisión el gol a Italia, que fue monumental. México quería mucho al fútbol brasileño y a Pelé, por supuesto. Nos dejó ese gol, la jugada a Uruguay, el tiro de 50 metros a Rumanía que no entró… Son pinceladas de un genio que seguro que descansa en paz», concluyó.