Ancelotti, con el once prometido

Helsinki, 10 ago (EFE).- El Real Madrid disputa la final de la Supecopa de Europa con los mismos jugadores que iniciaron la última conquista de la Liga de Campeones, y el descarte de Álvaro Odriozola por Carlo Ancelotti de los convocados, ante un Eintracht que apuesta por Christopher Lenz como sustituto de Filip Kostic.

No hubo sorpresa de Ancelotti y sí un reconocimiento a los jugadores que se proclamaron campeones de Europa, regalando al madridismo la decimocuarta Copa de Europa. Ningún cambio en el once del técnico italiano respecto al último partido oficial del pasado curso, con los fichajes Antonio Rüdiger y Aurélien Tchouaméni esperando su oportunidad en el banquillo.

No se sentará en el banquillo local del estadio Olímpico de Helsinki Odriozola, el único descarte de los jugadores de campo de la convocatoria, que busca una salida inmediata del Real Madrid tras conocer que no entra en los planes de Ancelotti.

El Real Madrid inicia la final con: Courtois; Carvajal, Militao, Alaba, Mendy; Casemiro, Kroos, Modric; Fede Valverde, Vinícius y Benzema.

Por el Eintracht, su técnico Oliver Glasner cubre la ausencia de Kostic, que en las próximas horas será anunciado como nuevo jugador del Juventus, con la entrada de Christopher Lenz.

El once del equipo alemán lo integran: Trapp; Touré, Tuta, N'Dicka; Knauff, Rode, Sow, Kamada; Lenz, Lindström; y Borré.