Andalucía y Aragón se postulan para la nueva agencia, que reivindica Madrid

Madrid, 24 ago (EFE).- Las comunidades de Andalucía y Aragón son las dos candidatas más firmes para acoger la Agencia Estatal de Salud Pública (Aesap), creada este martes por el Consejo de Ministros, o al menos son las que hasta el momento se han postulado para ello.

Además, la Comunidad de Madrid considera que sería un «error estratégico» ubicarla fuera de esta región.

Desde que hace meses se anunció la próxima creación de la agencia, han sido varias las autonomías que han aparecido en los medios de comunicación como posibles sedes. En todo caso, solo Andalucía y Aragón, al menos hasta el momento, han manifestado expresamente su deseo de albergarla.

La Agencia Estatal de Salud Pública (Aesap) vigilará las amenazas emergentes y futuras para la salud de los españoles, no solo de las enfermedades transmisibles, sino de otras que no lo son, como el cáncer y la diabetes, siempre en coordinación con las autoridades europeas y autonómicas.

Así lo ha anunciado la ministra de Sanidad, Carolina Darias, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros de este martes, que ha dado luz verde a la aprobación del organismo.

La ministra no ha respondido a la pregunta de cuál será la ubicación de la Agencia, por considerarlo precipitado. Pero ya son tres los Gobiernos autonómicos que la reclaman.

Por un lado, la consejera de Salud y Consumo andaluza, Catalina García, quien ha sostenido que Andalucía «debe ser una de las primeras candidatas» a albergar la sede del Centro Estatal de Salud Pública y ha reclamado información sobre cuáles van a ser sus competencias.

«Posicionarnos como lugar para que se instale, por supuesto que sí, pero también queremos saber qué va a hacer», ha dicho la consejera en declaraciones a los periodistas.

Por otra parte, el presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, quien ya adelantó el pasado mes de noviembre que la comunidad ha solicitado que la Agencia Estatal de la Salud Pública se ubique en la comunidad. Fuentes de la Junta han confirmado a EFE que se mantiene la intención de optar a ser la sede de la agencia.

Y, finalmente, Madrid, cuyo Ejecutivo cree que, dado que es en esa comunidad «en donde se realiza la máxima actividad, donde están el ministerio y donde se puede dar la máxima rentabilidad», es allí donde debe ubicarse la sede, según ha manifestado el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero.

«El Centro Nacional de Salud Pública tiene que tener un sentido después de lo vivido en la pandemia, que sirva para dar el máximo apoyo a la salud pública del sistema nacional de España», ha subrayado, antes de insistir en que «hay que pensar en poner los centros para sacarles la máxima rentabilidad, no para compensar favores políticos que tenga que hacer el presidente del Gobierno».