Así es la primera tienda de bicis que ayudó a Alejandro Valverde

Murcia (EFE).- Alejandro Valverde se retira este sábado en Lombardía. EFE viaja a Puente Tocinos (Murcia) para descubrir Bicicletas Borrascas, la primera tienda que apostó por él cuando era una promesa. A los 42 años, el ciclista lidera el ‘Valverde Team’ aún con el apoyo de Borrascas y la empresa atunera Ricardo Fuentes.

Ricado Fuentes es líder mundial en producción de atún rojo, factura más de 300 millones de euros (el 70 por ciento en exportaciones a Japón), tiene sede en Cartagena y nació de la nada hace más de medio siglo. La tienda de bicis, con sede en la pedanía murciana de Puente Tocinos, se fundó en 1994 y es la que comenzó siendo soporte para el corredor antes de subir al campo profesional.

Ambas están unidas por Valverde, el corredor de la pequeña población de Las Lumbreras (4.000 habitantes), porque el gigante del atún -con instalaciones en España, Portugal, Italia, Malta, Marruecos y Túnez- es el patrocinador principal del Valverde Team que lidera desde hace diez años, y Bicicletas Borrascas es el proveedor de los equipos cadetes, junior y élite y sub-23 que se forman y compiten al amparo del ciclista internacional.

«Lo conozco desde que era un crío y venía a la tienda con su padre y con su hermano Juan Francisco, con el que yo competía. De hecho, reparaba aquí la bici y ahora nos visita para saludar y tendrá más tiempo para hacerlo», indica a EFE Juan José Calatayud, dueño de Bicicletas Borrascas, quien apunta que tras la caída que Valverde sufrió en el Tour de Francia de 2017 le proporcionaron el rodillo para entrenar en casa.

Borrascas, además, suministra las bicicletas al equipo Valverde Team-Ricardo Fuentes, formación que cuenta con categorías de base hasta la sub-23 y también escuela y que apadrina y promueve el mismo Alejandro.

En este club aparece como patrocinador la empresa líder mundial en producción y comercialización de atún rojo y otros pescados frescos y congelados que cuenta con su base en la diputación cartagenera de La Palma y que opera desde la década de los 50.

Son dos de las empresas que han unido su nombre al de Valverde, todo un «un emblema» para el ciclismo y el deporte español y «un vecino universal de Murcia», como dicen las personas que conocen al de Las Lumbreras de Monteagudo.

Su adiós dejará un gran vacío tras dos décadas compitiendo al más alto nivel y acostumbrando a los aficionados al ciclismo a vivir jornadas épicas y triunfos grandiosos, nada menos que 133, incluyendo un título mundial en 2018 y una Vuelta a España en 2009.

«En Murcia es un emblema y que lo deje supone una pérdida grande a nivel profesional, pero le podremos disfrutar más por aquí y, aunque es un bajón, lo asimilaremos», afirma Calatayud, quien luce en su tienda como una joya el maillot arcoíris de Valverde como campeón del mundo firmado por él y enmarcado.

«Es un honor haberlo disfrutado y supongo que seguirá vinculado al ciclismo, aunque él de su vida profesional habla poco. La bicicleta es su vida y en este deporte es posiblemente el mejor ciclista español de todos los tiempos y eso mismo lo dijo Miguel Indurain», comenta a EFE también alguien que antes de ser empresario despuntó igualmente dando pedales y llegó a ser campeón de España juvenil en 1987.

Mucho tiempo después coincide con Alejandro en la carretera. «Somos vecinos en la playa, en La Torre de la Horadada, y salimos con la gente de Los Alcázares y también en la ‘grupeta’ de Murcia», cuenta al tiempo que da por hecho que El Bala no dejará de ir en bici: «Él vive para la bicicleta porque le gusta mucho y seguro que seguirá entrenando a menudo».

Ese sentimiento de admiración hacia Alejandro es compartido en Las Lumbreras, una población a la que el ciclista vuelve básicamente para estar con sus padres.

María Isabel y Samuel Pérez, hermanos que son propietarios del estanco-bar El Garrofero, donde por supuesto no falta una foto de Valverde firmada, asumen con naturalidad su adiós.

«A la edad que tiene ya iba siendo hora de que lo dejara tras haber hecho tanto por su pueblo, donde ya viene menos, pero cuando pasaba por la carretera con la bicicleta las personas mayores que estaban aquí fuera le saludaban y él se paraba a hablar con ellos», dice María Isabel.

«Es un orgullo que sea de Las Lumbreras y yo, que por motivos de trabajo viajo bastante, cuando me preguntan de dónde soy digo que del mismo sitio que Alejandro Valverde y ya les va sonando. Eso me ha pasado por toda España y hasta en México y es que él es universal», reconoce Samuel.

Conchi Espín, también vecina de Las Lumbreras, se expresa en términos similares y considera que es «un honor» ser del mismo pueblo que Valverde.

«Alejandro y mi marido eran de quedar y de salir juntos con la bici y todavía recuerdo cuando en 2018, después de que ganara el Mundial en Austria, fuimos en autobús a la recepción que le hicieron en la Comunidad Autónoma y en el Ayuntamiento de Murcia», indica.