Benzema, gran favorito para ganar el Balón de Oro

Luis Miguel Pascual |

París (EFE).- Desde que en 1998 Zinedine Zidane abrazaba el Balón de Oro, ningún otro francés había tenido el honor de hacerlo. Karim Benzema es el principal favorito para tomar el relevo de su mentor en el Real Madrid en la ceremonia que este lunes tendrá lugar en París.

En el primer año en tres lustros en el que el argentino Lionel Messi no figura entre los candidatos, Benzema está dispuesto a convertirse en el segundo jugador que gana el premio desde que en 2008 comenzó la hegemonía compartida entre la «Pulga» y el portugués Cristiano Ronaldo. Solo su compañero croata Luka Modric, ganador en 2018, pudo romperla hasta ahora.

El atacante blanco, de 34 años, firmó una extraordinaria temporada en su club, artífice de la liga española y de la Liga de Campeones, sin duda el hombre más destacado del club más laureado, credenciales suficientes para que nadie aparezca en situación de hacerle sombra.

Sus números hacen que la de 2022 sea una de esas ediciones carentes de suspense y que la ceremonia tenga algo de trámite para hacer realidad algo que ya todo el mundo da por descontado: 42 goles en 44 partidos, máximo anotador de la Liga de Campeones con 15 dianas, apuntalan una candidatura sin grietas.

Cuentas pendientes

El francés, saldará así una cuenta con un premio que no le ha tratado bien. Hasta el año pasado su mejor puesto fue el 16 que tuvo en 2014, y en 2021, cuando algunos incluso le incluían entre los favoritos, se quedó a un peldaño del podio.

Su gran año ha borrado la mácula de su condena por complicidad en el chantaje con un vídeo sexual a su compañero de la selección Mathieu Valbuena, pero como sostuvo el director de France Football, organizador del premio, Pascal Ferré, en una entrevista con EFE, «el Balón de Oro no es el Nobel de la Paz».

El premio será también un mensaje para los jóvenes: por segundo año consecutivo ganará un jugador de 34 años.

El delantero del Real Madrid Karim Benzema (i) celebra con su compañero Fede Valverde (d) tras marcar el 1-0 durante el partido de la novena jornada de Liga que Real Madrid y FC Barcelona disputaron en el estadio Santiago Bernabéu.
El delantero del Real Madrid Karim Benzema (i) celebra con su compañero Fede Valverde (d) tras marcar el 1-0 ante el Barcelona en el estadio Santiago Bernabéu. EFE/ Rodrigo Jiménez

A falta de suspense sobre el ganador, se mantiene la incertidumbre sobre sus acompañantes en el podio, dos puestos para los que se barajan cuatro nombres.

El polaco Robert Lewandowski, autor de 52 tantos, puede volverse a quedar a un paso del premio, como le sucedió la pasada temporada por detrás de Messi. Ferré reconoció que siente como una herida personal que en 2020, cuando era el gran favorito, el premio no se otorgara por la pandemia.

El francés Kylian Mbappé también deberá esperar. El año pasado, con 22 años, entró en el «top 10» y ahora rondará el podio gracias a sus 40 goles y 27 asistencias con el París Saint-Germain.

Los 15 goles y 12 asistencias del belga Kevin de Bruyne con el Manchester City, con el que alcanzó la semifinal de la Liga de Campeones y ganó la Premier, le puede acercar al tridente final, al que también aspira el senegalés del Liverpool Sadio Mané, autor de 22 goles y que, además de la final europea, puede presumir de haber ganado la Copa África de Naciones.

Benzema resurge en el clásico antes del Balón de Oro

La vida son momentos, y Karim Benzema no pudo elegir mejor escenario para cambiar los problemas de cara a portería que arrastraba tras cuatro partidos completos sin marcar y los 30 minutos antes de lesionarse contra el Celtic. Frente al Barcelona, con el máximo goleador de LaLiga Santander, Robert Lewandowski en frente.

402 minutos en total sin ver portería. Extraña sensación para el galo después de haber marcado 44 en 46 encuentros con el Real Madrid durante la pasada campaña. Sin embargo, en el conjunto blanco nunca hubo dudas.

Un partido que el Real Madrid dominó con la facilidad de un equipo con confianza infinita. Esperó con líneas juntas y mató en cuanto tuvo la oportunidad. Lo hizo en el derbi y lo repitió en el clásico. Para ello, en un día grande como este domingo, necesitaba a un Benzema que tardó 12 minutos en aparecer.

El defensa del FC Barcelona Eric García (d) pugna por el balón con el delantero del Real Madrid Karim Benzema.
El defensa del FC Barcelona Eric García (d) pugna por el balón con el delantero del Real Madrid Karim Benzema (c) en el estadio Santiago Bernabéu de Madrid. EFE/ Sergio Pérez

Que te caiga un balón dentro del área no siempre es casualidad, y la inteligencia de Benzema le avala. Esperando el posible rechace tras un mano a mano de Vinicius, recogió el balón y lo coló en la portería con Ter Stegen y cuatro defensas entre él y el destino que tenía ente ceja y ceja desde la última vez que celebró un gol, hace 402 minutos.

Desde el 28 de agosto con un doblete frente al Espanyol. Sequía y lesión -doble problema muscular en el muslo de la pierna derecha- mediante, el galo iba camino de los dos meses sin ver portería. Rara avis.

Para romper su racha tenía que acabar con la de Ter Stegen, que la dejó en 636 minutos sin encajar gol en Liga. Y es que el Real Madrid le marcó más goles -2- al Barça en 35 minutos que el resto de sus ocho rivales a los que se enfrentó en el campeonato doméstico.

¿Doblete de Putellas?

La ceremonia del lunes, que France Football busca en los últimos años revestir del «glamour» que no tenía en el pasado, servirá también para consagrar a la mejor jugadora, premio al que opta la española Alexia Putellas, ganadora de la pasada edición.

La jugadora del FC Barcelona Alexia Putellas, con el Balón de Oro
La jugadora del FC Barcelona Alexia Putellas, con el Balón de Oro en el estadio Camp Nou de Barcelona. EFE/ Alejandro Garcia

También figura entre las finalistas su compatriota Aitana Bonmatí y sus compañeras en el Barcelona Fridolina Rolfo (Suecia) y Asisat Oshoala (Nigeria), aunque tendrán que contar con otros nombres como la francesa Wendie Renard, ganadora de la Liga de Campeones con el Lyon, la inglesa Beth Mead o la alemana Alexandra Popp.

Otro español se dejará ver en el teatro Chatelet de la capital francesa, el barcelonista Gavi, candidato al trofeo Kopa que designa al mejor sub-21 del año, donde aspira a sustituir a su compañero y compatriota Pedri.

El francés del Real Madrid Eduardo Camavinga, el portugués del PSG Nuno Mendes o el alemán del Bayern de Múnich Jamal Musiala son algunos de sus principales rivales.

Para el trofeo Yashin, que designa al mejor portero, el nombre del meta belga del Madrid Thibaut Courtois tiene muchos enteros tras su gran actuación en la final de la Liga de Campeones.

Junto a él figuran, entre otros, los brasileños Alisson (Liverpool) y Ederson (Manchester City), el esloveno Jan Oblak (Atlético de Madrid) o el marroquí Yassine Bounou (Sevilla).