Benzema contra Lewandowski, duelo de referentes

Roberto Morales

Madrid, 14 oct (EFE).- De Cristiano Ronaldo contra Lionel Messi, un duelo de nueve años de clásicos para la historia del fútbol que engrandeció a los dos futbolistas que dominaron el mundo, el Real Madrid-Barcelona pasa a un pulso grandioso de goleadores y grandes referentes, Karim Benzema frente a Robert Lewandowski.

Líderes indiscutibles a sus 34 años de los dos grandes del fútbol español que han recuperado un pulso frenético por LaLiga. De los goles de Benzema y Lewandowski dependerá gran parte del éxito o el fracaso de la temporada del Real Madrid y Barcelona.

Ambos ante un clásico que puede cambiar una mala tendencia. Personal, en el caso del madridista, instalado el delantero francés en la peor racha sin gol de los últimos dos años y medio. Colectiva, en el caso del barcelonista, tras un varapalo europeo ante el Inter de Milán que deja a su nuevo equipo a un paso de la eliminación de la Liga de Campeones. Algo impensable cuando el eterno goleador polaco decidió cerrar un ciclo de éxito en el Bayern Múnich para pasar a liderar el renovado proyecto del Barça de Xavi.

Benzema, un largo historial de clásicos

Con 41 enfrentamientos oficiales en su carrera, el Barcelona es el equipo al que más se ha enfrentado Karim. Tres iniciales con el Olympique, hasta 38 clásicos de blanco. Tardó casi cinco años en ganar un duelo ante el que pasó a ser eterno enemigo. Desde que siendo un niño se cruzó en la fase de grupos de la Liga de Campeones con el conjunto azulgrana, cuando comenzaba a despuntar en el fútbol francés, y sin alegrías que celebrar en sus diez primeros enfrentamientos en el Real Madrid (seis derrotas, entre ellas el doloroso 5-0 del 2010, y cuatro empates).

Karim Benzema, del Real Madrid, en imagen de archivo. EFE/EPA/Petteri Paalasmaa/ARCHIVO
Karim Benzema, del Real Madrid, en imagen de archivo. EFE/Petteri Paalasmaa

El crecimiento de Benzema y la ‘mutación’ en goleador que ha protagonizado desde que asumió el peso de la responsabilidad que dejó Cristiano Ronaldo con su adiós, le convirtió en gran protagonista de los cinco triunfos consecutivos madridistas hasta una ausencia en el último precedente que acusó en exceso el equipo de Carlo Ancelotti.

Karim llegó a estar antes hasta nueve clásicos consecutivos sin marcar. Ya le había costado estrenarse. Hasta el sexto no le puso firma a su primer tanto en el Camp Nou, donde solo marcó tres en 18 visitas de blanco, con dos visitas previas también sin gol con el Olympique de Lyon. Pero se hizo con un récord la primera vez que marcó al Barça en el Santiago Bernabéu, en diciembre de 2011.

El gol más rápido del histórico enfrentamiento. A los 22 segundos, un fallo en un pase sencillo del portero Víctor Valdés, se convirtió en un regalo que no desaprovechó el delantero francés, que tan solo en una ocasión logró más de un tanto, en marzo de 2014 pero el Real Madrid cayó en su estadio (3-4). En seis ocasiones, un gol suyo impulsó hacia el triunfo. Las dos últimas recientes. Abrió el partido en el Alfredo di Stéfano en 2021 y marcó el segundo antes de la prórroga en la semifinal de la Supercopa de Riad en enero de 2022.

La influencia de Benzema en los clásicos la resumen su participación en 20 goles en 38 duelos, con once tantos y nueve asistencias. El noveno máximo goleador de la historia del enfrentamiento, a una celebración de dar caza a Carlos Santillana, muy lejos de los 26 marcados por Messi y los 18 de Di Stéfano y Cristiano.

Pero Karim solo enfoca su presente y su reto es recuperar su verdadera identidad en una temporada marcada por una lesión muscular que le tuvo tres semanas fuera de los terrenos de juego. Su influencia goleadora, que no en el juego ofensivo del Real Madrid, se ha rebajado con sus cuatro tantos en nueve partidos, hasta seis menos que los que firmaba hace un año con un solo partidos más. Encadena 390 minutos sin gol, desde su doblete al Espanyol el 28 de agosto, y no marca en el Santiago Bernabéu en sus cuatro últimos partidos, desde un tanto al Levante el 12 de mayo.

El estreno de azulgrana de una pesadilla blanca

El pasado de Robert Lewandowski le convierten en la gran amenaza, el jugador a vigilar de cerca en el marcaje que repartirán Eder Militao y David Alaba con ayudas. En ocho enfrentamientos en su carrera, siempre hasta el momento en la Liga de Campeones y añadiendo ahora LaLiga Santander con su estreno, le logró marcar seis tantos. No hay ningún jugador que le haya hecho más goles en competición europea al Real Madrid, para la historia con sus cuatro logrados en abril de 2013 con el Borussia Dortmund.

Esos goles que dieron forma a la goleada con la que eliminó al Real Madrid de las semifinales de la ‘Champions’ de 2013 y su debut con gol en octubre de 2012 en la fase de grupos, han sido las ocasiones que sus tantos acompañaron a un triunfo de su club. En las filas del Bayern solo logró un gol ante el Real Madrid, de penalti en la única vez que marcó en cuatro visitas al Santiago Bernabéu, sin poder evitar la eliminación en semifinales.

Su estreno en el Barcelona, a nivel personal, no ha podido responder mejor a las expectativas. Catorce goles en doce partidos que, seis en cuatro jornadas de la Liga de Campeones, que sin embargo no han impedido a su equipo asomarme al abismo y ver de nuevo de cerca el desprestigio de caer por segundo año consecutivo a la Liga Europa.

El pulso entre dos jugadores destinados a pelear por ser máximo goleador de LaLiga, cae de lado de Lewandowski que ya ha marcado nueve tantos en nueve jornadas por tres de Benzema en cinco disputadas. El salto goleador del Barcelona llega de la mano del delantero polaco que pone su firma a la mitad de los tantos de su equipo. Los necesita más que nunca en el Bernabéu en el que será su primer clásico y la oportunidad de evitar una crisis dando un golpe en la mesa de LaLiga en casa del vigente campeón.

Quien seguro no estará en el campo para evitar sus goles será el portero belga Thibaut Courtois, baja confirmada por el técnico del Real Madrid Carlo Ancelotti para el clásico del fútbol español.