Los argentinos celebran el triunfo en la calle

Buenos Aires (EFE).- Las calles de Buenos Aires, en las que ya había gente desde primera hora de este domingo, se llenaron de personas gritando y haciendo sonar las bocinas de su autos en final del Mundial entre Argentina y Francia.

El triunfo parcial de la Albiceleste (2-0) en el intermedio del encuentro, gracias a los tantos de Lionel Messi, de penalti, y de Ángel di María, hizo que la alegría se desbordase antes de la conclusión del encuentro.

Celebraciones del triunfo de Argentina en el Mundial de Qatar 2022
Aficionados argentinos celebran el título de la Copa Mundial de la FIFA Qatar 2022, hoy, en Rosario (Argentina). EFE/ Franco Trovato Fuoco

Pero el partido cambió los planes argentinos y llevó a Francia a empatar a 2 lo que llevó la final a una prórroga en la que ambas selecciones pusieron lo mejor de sus juegos al servicio del gol.

Los penaltis decidieron una final de infarto que llenó las calles de las ciudades argentinas y de todo el mundo, de los colores blanco y azul.

La avenida 9 de Julio, la más ancha del mundo, donde se encuentra el Obelisco, punto habitual de reunión en las celebraciones durante el Mundial de Qatar 2022, se llenó de gente ataviada con camisetas y banderas cantando y haciendo sonar sus vuvuzelas y las bocinas de los coches.

Los argentinos celebran el triunfo en la calle
Hinchas de Argentina celebran la victoria en las calles de Buenos Aires. EFE/ Raúl Martínez

Los aficionados vivieron los goles de sus astros en la calle, con sus teléfonos móviles, o en los bares que están conectados con los canales que transmiten el partido en vivo.

Muchos de ellos, que no lograron entrar en los establecimientos, miraban el partido más allá del cristal disfrutando del ambiente colectivo.

Desde primera hora de la mañana miles de personas caminaron por el microcentro de Buenos Aires hacia el Obelisco, donde los fanáticos -incluidas familias enteras- se reunieron a cantar desde temprano acompañados por una bandera gigante.

Algunos de ellos, con evidentes señales de no haber dormido y de haber tomado alcohol desde temprano, seguramente continuaban la fiesta desde la jornada previa, cuando se organizaron ‘banderazos’ en varios puntos de la capital.

Los argentinos celebran el triunfo en el Mundial de Qatar 2022
Los argentinos celebran el triunfo en el Mundial de Qatar 2022, en las calles de Rosario. EFE/ Franco Trovato Fuoco

No importa hacia dónde se mire, en todos lados hay gente con una camiseta con el número 10 de Lionel Messi. También con gorros o con las caras pintadas.

Los supermercados cerraron a las 11.00 horas (14.00 GMT), una antes del comienzo del partido, y el transporte público de la capital mantiene líneas cortadas o desviadas de su trayectoria habitual.

Mientras, en Rosario, la ciudad natal de Messi, en el club El Campito, donde está el terreno en el que dio sus primeras patadas al balón, sus amigos de toda la vida ven solos el partido, por cábala.

Previamente, montaron una pequeña murga, ante el asombro de turistas en la calle donde está la casa donde se crió, sus vecinos al ritmo de música, cláxones de autos, uñas pintadas de celeste en medio de un ambiente festivo, pero tranquilo.

Argentinos festejan el triunfo de su selección en las calles de Rosario.
Argentinos festejan el triunfo de su selección en las calles de Rosario. EFE/ Franco Trovato Fuoco

Lejos de estos lugares, muchas personas optaron por reunirse en domicilios con asado de por medio para alentar a un equipo que avanzó a la final luego de golear por 3-0 a Croacia en las semifinales con una destacada actuación de Messi y del joven Julián Álvarez.

Venezuela también celebra el tercer título mundial de Argentina

Venezuela también celebró este domingo la conquista del tercer título mundial por Argentina a expensas de Francia, el campeón de Rusia 2018.

«¡Argentina! Qué clase de final nos han regalado, un juego en el que dejaron su corazón y alma. Estamos felices y orgullosos de que la Copa del Mundial de Fútbol Qatar 2022 vuelva a Suramérica. Estoy seguro de que mi amigo Diego (Maradona) está celebrando junto a nosotros. ¡Felicidades!», expresó el presidente venezolano, Nicolás Maduro, en su cuenta de Twitter.

Éxtasis en la calle más argentina de París

La rue Dauphine, a pocos metros del río Sena, estalló de júbilo después de que el defensor del Sevilla Gonzalo Montiel anotase el tanto de la victoria argentina en la tanda de penales. En medio del agua nieve, centenares de argentinos tomaron esta parisina calle al grito de «Messi, Messi».

Alrededor de un atiborrado restaurante «Volver», precisamente uno de los establecimientos que Leo Messi frecuenta mientras juega en el PSG, varias decenas tuvieron que marcharse a otros locales adyacentes y muchos no tuvieron más remedio que quedarse en la calle aguantando temperaturas negativas.

Los argentinos, que iniciaron la tarde cantando «inglés el que no vote» y la terminaron entonando la misma estrofa pero cambiando «inglés» por «francés», conservaron la fe hasta el final.

Entre los atuendos, aunque el «10» de Messi era el más visto, también hubo varios seguidores con ese mismo número pero con el nombre del fallecido Maradona, el jugador que había liderado a Argentina en su último Mundial, en 1986.

YouTube player