Condenado el futbolista David Silva por golpear a una joven en el Carnaval de Maspalomas

Las Palmas de Gran Canaria (EFE).- El futbolista David Silva ha sido condenado por golpear a una joven durante una pelea suscitada en el Carnaval de Maspalomas (sur de Gran Canaria) en junio pasado, en la que también estuvo involucrado su hermano, ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Canarias.

El Juzgado de Instrucción Número 3 de San Bartolomé de Tirajana ha condenado a Silva, jugador de la Real Sociedad, a una multa de 1.080 euros, en una sentencia de conformidad.

La trifulca tuvo lugar en la madrugada del 19 de junio de 2022, durante la celebración del Carnaval de Maspalomas, en las inmediaciones del Campo Internacional de San Bartolomé de Tirajana (Gran Canaria), donde se inició una trifulca entre varias personas.

En la pelea también participó un hermano del futbolista y una tercera persona, que golpeó con una piedra a un joven y amenazó a otro con un cuchillo.

La sentencia asegura que Silva agarró a la joven «fuertemente del brazo para apartarla y provocó que cayese al suelo», lo que le ocasionó varias lesiones.

La joven sufrió una «cervicalgia postraumática, contusión en codo izquierdo, laceración en segundo dedo de la mano izquierda, laceraciones en ambas rodillas y laceraciones en ambas piernas».

El juzgado impone a Silva una pena de 1.080 euros de multa por un delito leve de lesiones y una indemnización de 520 euros por responsabilidad civil.

Al hermano del futbolista se le condena a tres meses de multa por dos delitos leves de lesiones, pues, según indica la sentencia, «golpeó con la mano fuertemente en la cara» a un joven, y después de caer al suelo, «continuó golpeándolo en distintas partes del cuerpo» junto a otras personas, además de propinar varios golpes a otra joven.

El tercer condenado por participar en la pela está acusado de lanzar una piedra a un joven a la cabeza, y aproximarse a otro con cuchillo mientras le decía «Ven para acá que te rajo».

Por ello, se le impone una pena de ocho meses de prisión como autor de un delito de lesiones por la primera agresión, y una multa de tres meses por la segunda al considerarlo un delito leve de amenazas. EFE