Croacia y Bélgica empatan a cero y los diablos rojos no pasan a octavos

Doha (EFE).- Croacia logró el pase a los octavos de final del Mundial de Catar como segunda del grupo F tras empatar sin goles frente a Bélgica, que se queda fuera a las primeras de cambio contra todo pronóstico.

Roberto Martínez cambió su esquema en busca de darle algo diferente a su equipo, pero fueron los balones largos los que predominaron en el juego belga. Y ahí, Kevin de Bruyne no puede aportar nada.

En la única jugada en la que le llegó el balón con ventaja condujo a campo abierto y cuando parecía que se le habían cerrado las opciones, encontró a Mertens, quien delante del guardameta Dominik Livakovic mandó el balón arriba en el minuto 13 de partido.

Bélgica se estiró, revivida por un par de acercamientos gracias a las ventajas que genera Lukaku y por la necesidad de ganar para estar en octavos. Y Croacia avisó. Disparos de Kovacic, Brozovic y Modric que despejó Courtois en su partido número 100 con los ‘diablos rojos’.

Los minutos pasaban y Bélgica veía cómo se le esfumaba el pase a octavos de final, con una Croacia que vivía tranquila, más allá de la tensión propia de que un gol cambiaba el escenario por completo.

El 0-0 no le daba la primera plaza del grupo, pero sí la clasificación. Jugó tranquila, al son de un Modric que, sin necesidad de hacer esfuerzos para recibir solo el balón, le dio frescura y desahogo al juego de los suyos.

Luka Modric de Croacia juega el balón contra Timothy Castagne de Bélgica. EFE/Abir Sultan

Los ‘diablos rojos’ son una de las principales decepciones de esta Copa del Mundo, ya que a priori se postulaban entre las mejores selecciones en liza con estrellas como Kevin De Bruyne, Courtois, Lukaku o Hazard entre sus filas.

Marruecos que ha superado a Canadá pasa en primer puesto del Grupo F con 7 puntos seguida de Croacia con 5. Quedan fuera del Mundial Bélgica con 4 y Cánada que vuelve a casa sin ningún punto.