Sébastien Loeb se lleva la primera alegría en el Dakar 2023, Carlos Sainz, en el podio

Redacción Deportes (EFE).- El francés Sébastien Loeb (Prodrive) se llevó la primera alegría en el Rally Dakar 2023 con la victoria en la cuarta etapa, una bucle con 425 kilómetros de especial en Ha’il (Arabia Saudí), en el que arrebató, por 13 segundos, el triunfo a su compatriota Stéphane Peterhansel (Audi), con Carlos Sainz (Audi) en el podio, 16 segundos más rápido que Nasser Al-Attiyah (Toyota), líder de la general.

Descartado para la victoria final tras varios contratiempos en las etapas iniciales del raid, entre ellas la del martes, el nueve veces campeón del mundo de rallies, al fin pudo sonreír en la actual edición del Dakar.

La de Loeb fue la única noticia buena para Prodrive. Orlando Terranova, tercero en la especial del martes, tuvo que volver al vivac después de 20 kilómetros de especial y el francés Guerlain Chicherit sufrió una avería en el kilómetro 327.

De los problemas tampoco se libró Mathieu Serradori (Century), sexto en la general tras tres etapas, que tuvo que parar en el kilómetro 9 por problemas mecánicos.

Sainz tenía que salir a darlo todo después del tiempo que perdió el martes por un problema con la rótula de la suspensión trasera izquierda y dos pinchazos, uno de ellos con una tuerca que no salía y que estropeó la llave de ruedas.

Los grandes protagonistas del día fueron, sin embargo, dos franceses: uno de sus compañeros de Audi, Peterhansel, que marcó el mejor tiempo en el kilómetro 48, y Loeb.

Sébastien Loeb se lleva la primera alegría en el Dakar 2023. Carlos Sainz, en el podio
El piloto español Carlos Saínz durante la etapa de este martes. EFE/EPA/Andrew Eaton

Loeb: «La victoria -sin dirección asistida- sirve de compensación»

Sébastien Loeb explicó que su primera alegría en el Dakar 2023 llegó en la cuarta etapa tras haber afrontado la parte final sin dirección asistida, algo que estuvo a punto de costarle un triunfo que le «sirve de compensación».

«Hemos hecho 25 kilómetros sin dirección asistida al final. Creo que hemos perdido todo lo que habíamos ganado, entre 5 y 10 minutos. Hemos llegado a detenernos por completo. Ni tengo dirección asistida ni me queda fuerza en los brazos», confesó.

El nueve veces campeón del mundo de rallies se congratuló de haber hecho «el mejor tiempo», si bien reconoció que «es muy frustrante acabar así». A pesar de la victoria, Loeb está a 1h33:43 del líder de la general, Nasser Al-Attiyah (Toyota).

«La única solución ahora es atacar y esperar que los demás también tengan problemas y yo no, pero llevo tres días que solo los tengo yo. Hemos estado a punto de salirnos de la pista y dar vueltas de campana por culpa de la dirección, así que la victoria del día sirve de compensación», señaló.

El español Joan Barreda se lleva la cuarta etapa en motos

A pesar de competir con un dedo roto desde la segunda etapa, el piloto español Joan Barreda (Honda) triunfó en la categoría de motos, en la que se impuso a su compañero de marca Pablo Quintanilla en los últimos kilómetros de la especial. Una victoria que tuvo suspense.

Barreda firmó una excepcional actuación, remontó en el tramo final y se llevó la primera victoria de la actual edición del Dakar, la trigésima de su carrera por solo 16 segundos respecto al de Valparaíso.

La polémica se sirvió después. La organización le quitó durante unos minutos el triunfo por una compensación al chileno Nacho Cornejo (Honda) por socorrer a un piloto que se había caído. Inicialmente, le bonificaron con 25:55 minutos, tiempo que le daría la victoria de etapa -había acabado a 16:39-, pero finalmente el descuento se quedó en 7:35, confirmándose así el triunfo del de Torreblanca.

Se produjo un nuevo abandono. Tras el adiós del británico Sam Sunderland (GasGas), ganador de 2022, y el de Ricky Brabec (Honda), vencedor en 2020, llegó el del portugués Joaquim Rodrigues (Hero), que el año pasado se llevó tres etapas. Se cayó en el kilómetro 90 y fue trasladado al hospital por un traumatismo en la pierna izquierda.

Al australiano Daniel Sanders le tocó abrir pista después de su victoria en la tercera etapa. Mason Klein, tercero el martes, se preparó para atacar para recortar los poco más de 4 minutos que le separaban del líder de la general antes de la cuarta entrega del raid.

Despejar el camino al resto es siempre difícil, pero ahora, al menos, cuenta con un sistema de bonificaciones (1,5 segundos para el primero, 1 para el segundo y 0,5 para el tercero) y podía aportar hasta 5:16 minutos si alguno era capaz de abrir pista hasta el avituallamiento del kilómetro 211.

El español Joan Barreda se lleva la cuarta etapa del Dakar
Joan Barreda, en una imagen de archivo. EFE/Biel Aliño

El día de su 32 cumpleaños, el francés Adrien van Beveren (Honda), marcó el mejor tiempo en el primer punto de control, en el kilómetro 48 y ya para entonces Klein iba fuerte, a 23 segundos del primero, y con tres sobre Joan Barreda, tercero a esas alturas.

El californiano marcó el mejor tiempo al paso por el 95, donde Sanders perdía cerca de cuatro minutos, y repetía en el 134, con el chileno Pablo Quintanilla segundo a menos de un minuto, y Barreda a apenas 12 segundos de su compañero de marca.

Klein fue abriendo hueco y en el kilómetro 211 lideraba con 2:03 sobre Quintanilla. Van Beveren subía a la tercera plaza y desplazaba a Barreda a la cuarta, pero a solo 44 segundos del chileno. Tiempos que se ajustaron en el kilómetro 282, con solo 5 segundos entre Klein y Quintanilla, con el español algo más distanciado.

La progresión del chileno le aupó a la primera plaza al paso por el 327, con 45 segundos de renta sobre el californiano de KTM.

No fue el día de Hero. Tras la caída de Joaquim Rodrigues, Ross Branch tuvo un problema mecánico y Sebastian Bühler se quedó sin combustible.

En el último punto intermedio, el del kilómetro 378, Quintanilla acariciaba la victoria y Barreda subía a la segunda plaza a 54 segundos. Van Beveren pasaba a un minuto del español.

El español mejoró en meta el tiempo de Quintanilla y contó con una ayuda extra, ya que Klein se tuvo que detener un par de kilómetros después por un problema mecánico y perdió diez minutos, lo que le llevó a acabar lejos de los mejores.

El norteamericano Skyler Howes (Husqvarna) fue tercero gracias a las bonificaciones y el australiano Toby Price (KTM) acabó cuarto.

En la general provisional, Barreda escala a la cuarta plaza, a 6:30 del australiano Daniel Sanders, el argentino Kevin Benavides es tercero a 6:05 y Howes marcha segundo a 5:33.