Delaney: «No fui a Sevilla a beber Rioja y comer tapas»

Copenhague, 17 nov (EFE).- El centrocampista danés del Sevilla Thomas Delaney se mostró descontento con la falta de minutos en el club hispalense y admitió que su fichaje no ha resultado como ambas pates esperaban cuando llegó hace un año.

«Por supuesto que es frustrante. No fui a Sevilla a beber Rioja y comer tapas, aunque estén muy bien. Fui a Sevilla para jugar. No es un secreto que, ni para el Sevilla como club, ni para mí personalmente, las cosas han ido como esperábamos», dijo el jugador en declaraciones a la agencia Ritzau.

Delaney, que ya se encuentra con su selección en la concentración en Catar para el Mundial 2022, resaltó que la falta de minutos ha tenido un efecto positivo, ya que se encuentra fresco y preparado para dar el máximo con Dinamarca.

«No tengo las piernas muy cargadas. Claro que me habría gustado jugar más, pero ahora estoy aquí sin haber jugado mucho, y lo bueno es que tengo las piernas más frescas y la mente despejada. Y tengo que sacar el máximo de eso», afirmó.

Pese a no ser un titular fijo con el Sevilla, Delaney rechazó que esté pensando en cambiar de equipo en el mercado invernal, a pesar de las especulaciones que apuntan a un posible regreso al Copenhague, el club en el que comenzó su carrera y del que saltó en su día al Borussia Dortmund.

Delaney, que es un fijo en el once de la selección danesa desde hace más de un lustro, se mostró convencido de que está preparado para jugar tres partidos en ocho días, los que Dinamarca debe afrontar en su grupo contra Túnez, Francia y Australia.

La Dinamita roja, que fue semifinalista en la pasada Eurocopa, aspira a ser una de las sorpresas del Mundial, que comienza este domingo.