El Atlético se entrena sin Joao, Oblak y Giménez

Majadahonda (Madrid), 11 sep (EFE).- Apenas 11 horas y media después de la finalización de su victoria 4-1 contra el Celta, el Atlético de Madrid retomó este domingo los entrenamientos sin Joao Félix, por precaución por un golpe, en principio sin importancia, y del que se espera que esté en condiciones para el partido de este martes de la Liga de Campeones ante el Bayer Leverkusen; Jan Oblak y José María Giménez, ambos baja este sábado y en duda para el duelo europeo, además de Stefan Savic y Sergio Reguilón.

Mientras los titulares del encuentro ante el conjunto gallego reponían fuerzas con una suave sesión de recuperación, los suplentes de ese choque (Antoine Griezmann, Felipe Monteiro, Saúl Ñíguez, Koke Resurrección, Matheus Cunha y Marcos Llorente, más el defensa del filial Marco Moreno, en dinámica del primer equipo) trabajaron con más intensidad sobre el terreno de juego de la Ciudad Deportiva de Majadahonda, con la ausencia de Joao Félix, aquejado de un golpe.

El atacante portugués, que entró este sábado al campo en el minuto 63 por Ángel Correa, no se entrenó sobre el césped, aunque la previsión es que formará parte de la convocatoria del conjunto rojiblanco para Alemania, a donde partirá este lunes a las 11.30 horas desde el aeropuerto Adolfo Suárez-Barajas; se entrenará con el grupo por la tarde, a las 18.45, en el escenario del duelo, el Bay Arena, y estará listo para el duelo del martes.

Más allá de Joao, Simeone está pendiente de dos serias dudas: Oblak y Giménez.

El portero esloveno fue baja ante el Celta porque no se encontraba «en condiciones adecuadas para el partido como consecuencia de la evolución del traumatismo directo recibido en San Sebastián» contra la Real Sociedad el pasado sábado y del que apuró su puesta a punto para jugar contra el Oporto, el pasado miércoles en la primera jornada del grupo B de la Liga de Campeones.

«Oblak a la mañana decidió que no estaba para este partido, que dejaba el lugar a su compañero. Me parece una buena decisión. Es un lugar difícil para el equipo y hay que estar de la mejor manera disponible y entendía que este sábado no se sentía en condiciones. Esperemos que esto mejore de cara al martes y lo veremos en estos días», expresó al borde de la pasada medianoche Diego Simeone, al término del encuentro contra el Celta.

Este domingo no se entrenó con el grupo de porteros sobre el terreno de juego, al igual que tampoco lo hizo el pasado viernes, en la víspera del choque ante el Celta, con lo que se mantiene en seria duda para el compromiso del martes contra el Bayer Leverkusen. La alternativa será, de nuevo, Ivo Grbic, que este sábado se estrenó en el Metropolitano y LaLiga Santander con dos paradas salvadoras y un fallo en el gol que supuso el 3-1.

La otra seria duda es Giménez, por unas fuertes molestias en la espalda con las que terminó ya el partido con el Oporto del pasado miércoles. «Tengo un dolor de espalda que me irradia para abajo. La zona del nervio que me está pinzando, pero nada preocupante», dijo entonces el futbolista, que no se ejercitó el viernes ni pudo jugar el sábado contra el Celta ni se ha entrenado este domingo, a dos días del partido contra el Bayer Leverkusen.

A la vez, Simeone tiene dos bajas seguras para el choque del próximo martes: Stefan Savic, que continúa con su recuperación de una lesión muscular sufrida hace tres semanas, y Sergio Reguilón, que sigue con su puesta a punto tras una intervención de pubalgia.

A los dos se les espera para después del próximo parón de las selecciones nacionales, que se producirá tras el encuentro del domingo que viene ante el Real Madrid en el Metropolitano.