El Barça busca el milagro y el Atlético se la juega contra el Leverkusen en Liga de Campeones

Barcelona/Berlín (EFE).- El Barcelona buscará este miércoles ante el Bayern de Múnich la quimera de seguir vivo en la Liga de Campeones, mientras el Atlético de Madrid circula por el borde del abismo, necesitado de dos victorias aparentemente indispensables para depender de sí mismo, la primera este miércoles contra el Bayer Leverkusen en el Metropolitano.

La gesta del FC Bacelona se tornará matemáticamente imposible si en el encuentro inmediatamente anterior al del Camp Nou, el Inter de Milán vence en casa a la cenicienta del grupo, el Viktoria Pilsen.

Ya en la penúltima jornada del grupo B de la Liga de Campeones, Xabi Alonso desafía a Diego Simeone, con la supervivencia de los dos equipos en disputa en un compromiso decisivo.

El Barça busca una quimera

Un pinchazo del conjunto interista combinado con una victoria del Barça ante el Bayern permitiría a los azulgranas llegar con opciones de clasificarse para los octavos de final en la última jornada.

El Barça busca el milagro y el Atlético se la juega contra el Leverkusen en Liga de Campeones
El entrenador del FC Barcelona, Xavi Hernández, durante la rueda de prensa posterior al entrenamiento este martes. EFE/Alejandro García


Aún así, tampoco lo tendría nada fácil, porque los italianos deberían caer en su visita a Múnich, ante un rival que ya no se jugaría nada al estar matemáticamente clasificado como primero de grupo, y los de Xavi Hernández ganar ese último encuentro en la República Checa.

Aunque ya no depende de sí mismo y podría empezar su partido oficialmente eliminado de la máxima competición continental, el conjunto catalán ha preparado el choque ante el Bayern consciente de que, pase lo que pase en Milán, tiene una deuda pendiente con su afición: la de ofrecer una buena imagen y derrotar, por fin, a una de sus bestias negras de los últimos años.

Y es que desde aquel humillante 2-8 de los cuartos de final de la Champions 2019-2020, el Barcelona también ha caído derrotado en los tres siguiente enfrentamientos contra el conjunto bávaro, con un balance negativo de 0 goles a favor y 8 en contra.
La última de ellas fue en el Allianz Arena esta temporada (2-0), aunque allí los azulgranas fueron capaces de romper la tendencia y no merecieron, ni mucho menos, perder el partido.

El 3-3 del Inter en el Camp Nou que le dejaba casi sin opciones dejó ‘tocado’ al equipo de Xavi Hernández, que ofreció una mala imagen en el Bernabéu (3-1), pero se rehizo en los dos compromisos ligueros siguientes ante Villarreal (3-0) y Athletic Club (4-0).

Mañana, frente al Bayern intentará encadenar su tercera victoria con un once en el que seguirá siendo baja unos de sus hombres claves en defensa, el central Ronald Araújo y en el que tampoco estará Sergi Roberto, quien se luxó la clavícula ante el conjunto bilbaíno.

Siguen en la enfermería el defensa Andreas Christensen y el delantero Memhpis Depay. Sin embargo, el centrocampista Pablo Páez Gavira ‘Gavi’, que no pudo acabar el partido ante el Athletic por un golpe en el abductor, se ha entrenado hoy con el grupo y podrá participar, aunque Xavi podría dejarlo en el banquillo de inicio.

Quien sí podría regresar al once titular es el extremo Raphael Dias ‘Raphinha’, suplente contra el equipo de Ernesto Valverde y que podría formar el tridente ofensivo junto a Robert Lewandowski y un Ousmane Dembélé en estado de gracia después de firmar un gol y tres asistencias ante el Athletic.

El Barça busca el milagro y el Atlético se la juega contra el Leverkusen en Liga de Campeones
El portero del FC Barcelona Marc-André ter Stegen durante el entrenamiento para preparar el partido de Liga de Campeones contra el Bayern. EFE/Alejandro García

Por su parte, el Bayern llega al duelo contra el Barcelona tras haber superado una minicrisis con cuatro partidos sin ganar en la Bundesliga y habiendo encadenado dos victorias consecutivas ante el Friburgo y ante el Hoffenheim.

En la Copa de Alemania también logró el pase a octavos de final, goleando al Augsburgo por 2-5 y de paso cobrando revancha por la derrota que había encajado en la Bundesliga, hasta ahora la única de la temporada.

En la Liga de Campeones el Bayern ha venido contando sus partidos por victorias, tiene la clasificación asegurada a octavos y solo cedería el primer lugar del grupo si pierde sus dos partidos y el Inter gana los dos que le quedan.

El cuadro germano llega a la cita con las bajas del meta Manuel Neuer, de Lucas Hernández y de Leroy Sané. Thomas Müller, en cambio, que había tenido problemas musculares, ha vuelto a entrenar y estará en la convocatoria aunque probablemente no será titular.

En los últimos partidos el camerunés Eric-Maxim Choupo Moting ha tenido un gran rendimiento, con goles y asistencias, y muy probablemente volverá a salir mañana en el equipo inicial.

Sadio Mané, en cambio, uno de los fichajes estrella de esta temporada al lado de Mahtjis De Light, es un candidato al banquillo.
Con respecto al primer partido contra el Barça, Sven Ulreich deberá estar en la portería en lugar de Neuer, De Ligtht, en lugar de Lucas Hernández, deberá formar pareja de centrales con Dayot Upamecano y Leon Goretzka estará en el centro del campo en sustitución de Marcel Sabitzer.

Alineaciones probables: Barcelona: Ter Stegen; Bellerín, Koundé, Eric García, Balde; Busquets, De Jong, Pedri; Raphinha, Dembélé y Lewandowski.
Bayern: Ulreich; Pavard, Upamecano, De Light, Davies; Kimmich, Goretzka; Gnabry, Musiala, Coman; y Choupo-Moting.
Árbitro: Ovidiu Hategan (RUM)
Estadio: Camp Nou
Horario: 21:00 CET (19 GMT).

El Barça busca el milagro y el Atlético se la juega contra el Leverkusen en Liga de Campeones
El entrenador del Leverkusen, Xabi Alonso, en rueda de prensa este martes. EFE/Juanjo Martin

Simeone-Xabi Alonso, al límite

No hay margen de error. No hay ningún espacio para la duda. Ni para la especulación. Ni para el Atlético ni para el Leverkusen, tan personificados en sus técnicos, con diferentes estilos y conceptos, rivales uno como jugador y otro como entrenador en la final de la máxima competición europea en 2014 que ganó al Real Madrid al Atlético en la prórroga tras empatarla en el minuto 93 y enfrentados ahora en una situación límite, que también depende de todo lo que suceda en el duelo del Oporto en el estadio Jan Breydel de Brujas.

Porque la ‘calculadora’ actual también admite dos combinaciones que eliminan directamente al Atlético de la Liga de Campeones, con el ruidoso fiasco que eso supondría en lo deportivo y con el estruendoso impacto que conllevaría en el apartado económico, con al menos 25 millones de euros de ingresos menos respecto al pasado ejercicio: si empata o pierde con el Leverkusen y el Oporto gana al Brujas su batacazo será irremediable.

Dentro de ese temible laberinto se ha adentrado el Atlético por sus propios deméritos, tan solo capaz de ganar uno de sus cuatro encuentros hasta ahora en el torneo, cuando se impuso a última hora al Oporto (2-1), con el gol del triunfo en la última jugada desesperada de Antoine Griezmann.

Después, naufragó en Leverkusen y en Brujas, con sendos 2-0, para quedarse sin gol cuando recibió al conjunto belga, ya clasificado por su 0-0 en Madrid, mientras aguarda ya al Leverkusen y divisa al Oporto.

Nada nuevo para el grupo de Simeone, cuyo declive en la Liga de Campeones es evidente. De aquellas dos finales de la competición en 2013-14 y 2015-16, las semifinales de 2016-17 o los primeros puestos en su cuarteto de entonces ha pasado al agobio casi continuo, todo incertidumbre siempre en cada compromiso europeo: a nivel general ha ganado sólo once de sus últimos 31 duelos en este torneo, desde el 3-0 que sufrió en Turín en 2019, y en casa sólo ha logrado vencer uno de sus diez choques más recientes, el citado 2-1 frente al Oporto. A la vez, no ha marcado ningún gol en sus últimos tres partidos de esta edición de la Champions.

Revitalizado como visitante por sus victorias en LaLiga contra el Sevilla, el Athletic y el Betis; rodeado de dudas como local -sólo ha ganado uno de sus cuatro duelos más recientes entre todas las competiciones, con el 2-1 contra el Girona en el que resistió atemorizado- y rearmado con la liberación de minutos de Antoine Griezmann, un elemento esencial en cinco de los últimos seis goles de su equipo (tres como anotador y dos como pasador), el Atlético comparece en la ‘final’ de este miércoles a la espera de otra el próximo martes (la visita a Oporto)… si sobrevive antes a ésta. Al menos por ahora, todo depende de él mismo.

El Barça busca el milagro y el Atlético se la juega contra el Leverkusen en Liga de Campeones
Los jugadores del Atlético de Madrid participan en el entrenamiento del equipo este martes. EFE/Rodrigo Jiménez

A la espera del entrenamiento vespertino en la Ciudad Deportiva de Majadahonda, no se prevén apenas cambios en el once que se impuso en el Benito Villamarín. Ni en la portería, donde reapareció Jan Oblak contra el Betis, ya repuesto de la conmoción sufrida en Bilbao; ni en la defensa, con Nahuel Molina, Stefan Savic, José María Giménez y Reinildo Mandava como composición indiscutible en los últimos partidos; ni en la delantera, con Antoine Griezmann ni Álvaro Morata, salvo que Simeone dé recorrido a Matheus Cunha por el madrileño.

Quizá sí haya alguna variación en el medio campo, con Axel Witsel y Geoffrey Kondogbia como fijos en el centro, pero con variantes a sus lados: Rodrigo de Paul o Ángel Correa a la derecha y Sául Ñíguez o Yannick Carrasco a la izquierda… O incluso Joao Félix, otra opción que aparece actualmente improbable, suplente en cada uno de los últimos siete encuentros y probablemente lo mismo en el octavo.

Simeone mantiene las bajas por lesión de Koke Resurrección, Thomas Lemar y Marcos Llorente, aparte de la duda de Sergio Reguilón, que ya ultima su puesta a punto de la intervención de una pubalgia que le ha impedido aún debutar con el Atlético desde su fichaje el pasado 30 de agosto.

Enfrente, Xabi Alonso y el Bayer Leverkusen, en horas bajas en medio de una temporada en la que no termina de arrancar, pese a la llegada del técnico español al banquillo, en el que no ha sido todavía el revulsivo que se esperaba: a la goleada a favor con la que debutó frente al Schalke (4-0) le siguieron sendas derrotas contra el Oporto (0-3) y el Eintracht (5-1) y el empate de la última jornada de la Bundesliga contra el Wolfsburgo (2-2).

Realmente, entre la etapa anterior y la actual, el equipo alemán sólo ha ganado en esta temporada tres de sus 16 encuentros oficiales, uno de ellos contra el Atlético de Madrid por 2-0 en el Bay Arena (el único que ha vencido en esta edición de la Liga de Campeones, puesto que perdió sus dos choques contra el Oporto y uno con el Brujas) que hace que el bloque germano sostenga sus posibilidades de clasificación siempre que sea capaz de ganar en el Metropolitano. Si pierde, estará eliminado. Si empata, dependerá del Oporto. Una situación límite.

Alineaciones probables: Atlético de Madrid: Oblak; Molina, Savic, Giménez, Reinildo; De Paul, Witsel, Kondogbia, Saúl o Carrasco; Griezmann, Morata.
Bayer Leverkusen: Hradecky; Kossonou, Tah, Tapsoba; Frimpong, Andrich, Amiri, Bakker; Diaby, Adli; Schick.
Árbitro: Clement Turpin (Francia).
Estadio: Metropolitano.
Hora: 21.00.

Edición web: Nuria Santesteban