El pívot Augusto Lima vuelve con «espinita clavada»

Málaga, 9 ago (EFE).- El pívot hispanobrasileño Augusto Lima afirmó este martes en su presentación como jugador del Unicaja, en su regreso al club malagueño después de nueve años, que está «muy contento de volver» porque desde que se fue «tenía esa espinita clavada» que ahora quiere quitarse.

Augusto Lima destacó que vuelve con «a esa ilusión de niño, la que tenía cuando entrenaba con Carlos Cabezas y Berni Rodríguez» cuando llegó en su primera etapa, y subrayó que confía en que «la gente de Málaga se vuelva a aficionar y llenar el Carpena»,

Sobre las sensaciones que ha encontrado en el Unicaja en su regreso, indicó que «en el club están casi los mismos, pero el equipo es diferente» y que la ilusión que se encuentra «en los pasillos es nueva, la de intentar ser el Unicaja de hace muchos años».

Lima es uno de los nueve fichajes que ha hecho el Unicaja para la próxima temporada, con lo que consideró que es una «oportunidad nueva para todos» porque «varios jugadores han apostado por venir al equipo y se ha hecho una plantilla importante».

También se refirió al entrenador del equipo, Ibon Navarro, del que dijo que «tiene todas las piezas y no hay mejor entrenador que él» para hacer funcionar al Unicaja.

El hispanobrasileño, que llegó al Unicaja con 16 años y se marchó en 2013 para jugar en equipos como el UCAM Murcia, Real Madrid, Hereda San Pablo Burgos o el Zalgiris Kaunas lituano, relató que ahora «no hay comparación» con el niño que se fue tan joven, que «no jugaba y buscaba su sitio», aunque también reconoció que tampoco supo entonces «hacer bien las cosas»