El Sevilla, obligado a la escalada ante un rival que se crece en casa

Copenhague/Sevilla, 13 sep (EFE).- El Sevilla visita este miércoles al Copenhague, en la segunda jornada en el Grupo G de la Liga de Campeones, con la obligación de ratificar su escalada tras un pésimo inicio de curso y enderezar el rumbo en el torneo europeo, sobre todo tras el 0-4 del estreno ante el Manchester City, frente a un rival en horas bajas, pero que suele crecerse en casa.

El equipo de Julen Lopetegui, cuestionado por el pobre rendimiento ofrecido en el arranque de LaLiga Santander como secuela de un declive que ya se vio en la segunda vuelta de la pasada campaña, pese a acabar cuarto, necesita dar otro golpe encima de la mesa, ahora en Europa, para espantar las dudas y refrendar su incipiente reacción con su triunfo del pasado sábado, no exento de sufrimiento, ante el Espanyol (2-3).

El Sevilla, decimosexto en LaLiga con solo 4 puntos, muy lejos de la zona alta en la que se presupone que debe estar, comenzó el torneo doméstico con derrota ante Osasuna y luego un empate en casa contra el Valladolid, antes de encadenar tres partidos perdidos, dos ligueros (Almería y Barcelona), y el de la visita del City al Ramón Sánchez-Pizjuán, con dos dolorosas goleadas frente a los azulgranas (0-3) y los ingleses (0-4).

Esto encrespó los ánimos del sevillismo y puso en la cuerda floja a Lopetegui, quien, sin embargo, logró un balón de oxígeno con esa última victoria frente al Espanyol que le ha dado vida, aunque ahora su equipo debe ratificarlo en una cita clave en la capital de Dinamarca para no quedarse atrás en su grupo de la ‘Champions’.

En el RCDE Stadium, donde el Sevilla se colocó con un 0-3 de ventaja luego recortado por los catalanes, irrumpieron con fuerza dos promesas de la cantera, los defensas Kike Salas y, especialmente, José Ángel Carmona, autor de dos de los tres goles jugando como lateral derecho y del pase del 0-1 marcado por el argentino Erik Lamela.

Cabría pensar que Carmona repetirá titularidad en Copenhague tras su estelar actuación, aunque el técnico vasco quizás lo reserve para el vital choque liguero del domingo en Villarreal y apueste por la experiencia de Jesús Navas, con el posible regreso del joven galo Tanguy Nianzou y del neerlandés Karim Rekik a la zaga, y el argentino Marcos Acuña con más opciones, a priori, de seguir en el lateral izquierdo que el brasileño Alex Telles.

En el medio campo estarían el brasileño Fernando, que acabó fundido y mareado ante el Espanyol, y el danés Thomas Delaney, quien visita al Copenhague -donde se formó y jugó 8 años antes de su marcha a Alemania-.

Isco Alarcón, cada vez con más galones en este Sevilla, seguirá con el mando del juego posiblemente junto al argentino Papu Gómez, alta tras las molestias que le impidieron jugar el sábado, con Lamela y otro internacional danés, Kasper Dolberg, en el ataque, aunque Rafa Mir sería otra opción arriba en lugar del nórdico.

Si el Sevilla no llega en su mejor momento a esta segunda cita de la ‘Champions’, el Copenhague, que comenzó esta fase cayendo por un claro 3-0 en el campo del Borussia Dortmund alemán, tampoco. Además, en su liga perdió a domicilio en la última jornada frente al OB, equipo de la parte baja de la tabla.

Fue su quinta derrota en nueve partidos en el peor arranque reciente en liga que se le recuerda en muchos años: sexto, a ocho puntos del liderato. Y es que el campeón danés no acaba de arrancar y solo en la eliminatoria previa contra el Trabzonspor turco y en algún partido aislado ha dado el nivel que se le supone.

Esto ha colocado en una posición comprometida a su entrenador, Jess Thorup, cuestionado ya durante varios tramos de la temporada pasada. El sábado por la noche, tras regresar a Copenhague desde Odense, el técnico convocó una reunión en las instalaciones del club en la que «abroncó» a los jugadores, según él mismo ha confesado, además de suspender el día de descanso del domingo.

El equipo ha exhibido fragilidad en defensa y debilidad mental, aparte de que las rotaciones no le han sentado nada bien y varios de los fichajes no han respondido, con el joven Daramy a la cabeza, vendido el año pasado al Ajax y que ahora ha regresado cedido a casa pero muy lejos de ser el extremo descarado que apuntaba para figura.

La marcha del español Pep Biel, vendido a última hora al Olympiacos, lo ha dejado además sin su máximo goleador y ha supuesto un cambio de estilo: de pasar a jugar con falso nueve a hacerlo con uno clásico como el internacional Cornelius, en su tercer paso por el equipo en el que se formó.

A pesar de que el Copenhague nunca ha ganado a un equipo español en competición europea (cuatro empates y ocho derrotas), tiene a su favor un balance nada despreciable en casa en este torneo: solo ha perdido dos de trece partidos en fase de grupos y cruces, contra el Chelsea (2011-12) y el Real Madrid (2013-14), ambos con Carlo Ancelotti de técnico.

– Alineaciones probables:

Copenhague: Ryan; Diks, Vavro, Khocholava, Kristensen; Zeca, Lerager; Claesson, Falk, Daramy; Cornelius.

Sevilla: Bono; Jesús Navas, Nianzou, Rekik, Acuña; Delaney, Fernando; Lamela, Isco, Papu Gómez; y Dolberg o Rafa Mir.

Árbitro: Irfan Peljto (Bosnia).

Estadio: Parken.

Hora: 21.00 (19.00 GMT).