El Sevilla se la juega para seguir en Europa mientras al Madrid le basta un punto para garantizarse el liderato

Madrid (EFE) .- La quinta jornada de la Liga de Campeones que comienza a rodar este martes es clave para muchos aspirantes.

Mientras el Nápoles, el Club Brujas, el Bayern Múnich, el Real Madrid y el Manchester City tienen asegurado un lugar en los octavos de final, aunque su posición esté aún por definir, otros habituales pertenecientes a la élite del fútbol continental están a la espera del ‘milagro’ para no quedar fuera, precipitadamente, de la principal competición europea.

Uno de ellos es el Sevilla, que recibe en el Sánchez Pizjuán al Copenhague , con el que está igualado.

Ambos equipos afrontan este martes un duelo crucial para seguir en Europa y con una obligada apuesta a ‘todo o nada’, al ser los últimos del Grupo G de la Liga de Campeones, tener casi imposible continuar en la máxima competición y necesitar el triunfo en esta quinta y penúltima jornada para asegurarse la tercera plaza y caer rebotado a la Liga Europa.

Todo o nada para seguir en Europa

Con una situación muy complicada en LaLiga y en plena adaptación al nuevo sistema de Sampaoli, sustituto hace unas semanas del destituido Julen Lopetegui, el Sevilla debería de ganar al Copenhague y también al todopoderoso Manchester City, líder de su grupo, y esperar sendas derrotas del Dortmund, este martes en casa contra los ingleses y luego en la capital danesa, para arrebatarle el segundo puesto a los alemanes.

Sampaoli no puede contar con el mediocampista Óliver Torres, quien por falta de plazas no fue inscrito para la ‘Champions’, al igual que el mexicano Tecatito Corona -éste lesionado de larga duración-, y sigue teniendo que lidiar con problemas por la baja por una mononucleosis del medio brasileño Fernando Reges.

El entrenador del Sevilla, Jorge Sampaoli, y el defensa Alex Telles, durante la rueda de prensa previa al partido de la Liga de Campeones que se disputa hoy ante el Copenhague danés en el estadio Sánchez Pizjuán. EFE/ José Manuel Vidal

Recupera, sin embargo, al lateral Marcos Acuña y probablemente al neerlandés Karim Rekik, reintegrados al grupo tras las persistentes molestias en el abductor del argentino y la rotura fibrilar sufrida hace un mes por el central, aunque en este último caso parece precipitada su vuelta y no se prevé que alivie los problemas atrás.

Mientras, el Copenhague llega igual de exigido y con lo justo a Sevilla, tocado en todas las líneas e incapaz de remontar en la liga danesa, en la que ocupa una sonrojante octava posición, a diez puntos del líder, el Nordsjælland.

El Real Madrid ante el riesgo de la relajación

El otro equipo español que salta hoy al terreno de juego es el Real Madrid, aunque parte de una situación bien diferente a la del Sevilla.

Con la clasificación a octavos de final sellada a las primeras de cambio, el Real Madrid aún tiene que sellar el primer puesto, para lo que apenas necesita un empate.

Entrenamiento del Real Madrid el lunes en Leipzig, Alemania, donde hoy disputa frente al equipo germano el partido de la quinta jornada de Liga de Campeones.

Entrenamiento del Real Madrid el lunes en Leipzig, Alemania. EFE/EPA/Martín Divisek

Así las cosas, y con una clara superioridad sobre sus rivales, el vigente campeón de Europa encara el riesgo de la relajación en un partido (21.00) que servirá a Carlo Ancelotti para realizar rotaciones, ante un Leipzig que necesita puntos para seguir en la competición en su particular pulso con el Shakhtar.

El Real Madrid firma uno de los mejores arranques de su historia, invicto, con catorce victorias y dos empates en dieciséis partidos.

Es el momento para que jugadores que demandan un protagonismo mayor, principalmente Marco Asensio y Eduardo Camavinga, pero también nombres como Nacho Fernández o Lucas Vázquez, y por qué no Eden Hazard que ha quedado relegado al ostracismo, demuestren que merecen otro papel.

Las bajas por molestias leves que invitan a no forzar de Karim Benzema, Fede Valverde o Luka Modric, más las ausencias por lesión de Dani Ceballos y Mariano Díaz, abren las opciones a un puñado de futbolistas cuyo reto es conseguir la misma eficacia que los titulares.

El Leipzig llega a la cita tras empatar 3-3 en la Bundesliga ante el Augsburgo en un partido en el que necesitó una remontada. La situación del equipo alemán ha mejorado con jugadores importantes que están volviendo de sus lesiones como Timo Werner, Christopher Nkunku y Dani Olmo. El español ya tuvo algunos minutos ante el Augsburgo y encara la cita con muchas ganas de demostrar, para ganarse una plaza en la lista de Luis Enrique Martínez para el Mundial.

El jugador español de Leipzig, Dani Olmo, en el entrenamiento de su equipo, previa al partido de Liga de Campeones frente al Real Madrid.

El jugador español de Leipzig, Dani Olmo, en el entrenamiento de su equipo, previa al partido de Liga de Campeones frente al Real Madrid. EFE/EPA/Martín Divisek

Sevilla-Copenhague: Estadio: Ramón Sánchez-Pizjuán.
Hora: 18.45 (16.45 GMT).

Leizpig-Real Madrid: Estadio: Red Bull Arena de Leipzig.
Hora: 21:00.

Edición web: Mar Monreal