Las ciclistas afganas defienden en los Alpes su libertad para competir

Aigle (Suiza) (EFE).- La ciclista afgana Fariba Hashimi, de 19 años, se coronó este domingo campeona de su país de ciclismo en ruta, tras una carrera que debido a las circunstancias políticas en el país de Asia Central se disputó de forma excepcional en Aigle, sede de la Unión Ciclista Internacional (UCI).

Su hermana Yulduz Hashimi, de 22 años, fue la subcampeona nacional, mientras que Zahra Rezayee, de 19 años, fue la tercera clasificada, un podio que por la juventud de las tres corredoras se replicó tanto en la categoría absoluta como en la sub-23, ambas disputadas simultáneamente.

«Me sentí muy bien, y gracias a la ayuda de mi hermana y a meses de entrenamiento he podido tener este premio», destacó a Efe la ganadora, quien subrayó que el campeonato en el «exilio» suizo es importante «para que las afganas sepan que es posible hacer deporte», pese a las prohibiciones impuestas contra ellas por los talibanes.

Las hermanas Hashimi lograron además hoy ser aceptadas en un equipo profesional, el Israel Premier-Tech, lo que les podría abrir las puertas a grandes carreras como el Tour de Francia femenino.

La carrera disputada en un circuito de 57 kilómetros principalmente urbano en un bello paraje alpino, atrajo a una importante parte de la comunidad afgana en Suiza y otros países europeos, muchos de ellos exiliados por la situación política de su país.

Ciclistas afganas refugiadas escuchan el himno de su país durante la ceremonia de entrega de medallas del campeonato de ciclismo en Ruta femenino de Afganistán, que se ha disputado en Aigle, Suiza. EFE/EPA/Gabriel Monnet

Ciclistas afganas refugiadas escuchan el himno de su país durante la ceremonia de entrega de medallas del campeonato de ciclismo en Ruta femenino de Afganistán, que se ha disputado en Aigle, Suiza. EFE/EPA/Gabriel Monnet

Evacuadas de Afagnistán

Corredoras y aficionados mostraron en todo momento la bandera negra, roja y verde del Estado afgano derrocado por los talibanes en agosto de 2021, cuando las tropas estadounidenses y de otros países abandonaron el país después de dos décadas de intervención.

Las tres ciclistas en el podio de hoy residen en Italia, y todas las que compitieron, medio centenar, viven fuera de su país: hubo también corredoras afganas que acudieron desde Canadá, Suiza, Francia, Alemania y Singapur. Algunas fueron evacuadas de Afganistán, con ayuda de la UCI, tras la llegada al poder de los talibanes.

El torneo fue organizado conjuntamente por la Federación Afgana de Ciclismo, la UCI, el gobierno local de Aigle y el del cantón de Vaud.