Las notas de la selección española en el Mundial, jugador a jugador

Roberto Morales |

Doha (EFE).-

PORTEROS:

Unai Simón (4 partidos jugados / 4 titular).
Minutos: 390 minutos; 3 goles encajados.
Aprobado. Indiscutible para Luis Enrique no intervino ante Costa Rica, apareció con dos buenas intervenciones a Alemania, firmó su partido más flojo ante Japón, fallando en el primer gol, y se despidió firmando su mejor partido en su primer Mundial ante Marruecos. Salvador en la prórroga en un disparo raso de Cheddira antes de una tanda de penaltis en la que detuvo uno de los lanzamientos del rival. El mayor reproche que recibió en el torneo fue el riesgo excesivo que tomó con el juego de pies, llevando al límite la orden de Luis Enrique de no rifar el balón en la salida y poniendo el corazón en un puño a todos.

Robert Sánchez (0 partidos jugados)
Sin calificar. No debutó en el Mundial y su aporte en la selección se limitó a la exigencia de cada entrenamiento para aumentar la competencia en la portería.

David Raya (0 partidos jugados)
Sin calificar. Acudió a la cita como tercer portero, consciente de su rol en el grupo. Sufrió un problema de tobillo que le hizo ausentarse de algún entrenamiento.

Las notas de la selección española en el Mundial, jugador a jugador
Los jugadores de la selección española, tras el partido frente a Marruecos. EFE/ Alberto Estevez

DEFENSAS
César Azpilicueta (2 partidos jugados / 2 titular / 136 minutos / 1 asistencia).
Notable. Con Azpilicueta en el campo, la selección española no encajó un solo gol. Buen Mundial del navarro, titular en el lateral derecho para Luis Enrique en el primer partido, antes de salir ganador en la rotación en la demarcación por la que apostó el seleccionador, ganando el pulso a Dani Carvajal. Un fuerte golpe en el gemelo izquierdo ante Japón le hizo ser sustituido en el descanso tras haber dado una asistencia a Morata con un gran centro. No pudo jugar los octavos de final.
Dani Carvajal (2 partidos jugados / 1 titular / 134 minutos).
Suspenso. Lejos de su mejor tono físico, a Carvajal le marcó de inicio el resfriado que tuvo por el cambio de temperatura debido al aire acondicionado. Provocó que iniciase de suplente el Mundial y cuando entró en escena, ante Alemania, sufrió ante Musiala. Tampoco dejó buen nivel en la segunda parte ante Japón, en el campo cuando la selección fue remontada, y sin una aportación ofensiva reseñable. Muy lejos de la influencia que tiene en el Real Madrid.

Eric García (0 partidos jugados)
Sin calificar. Sus ausencias fueron una de las grandes sorpresas. Siempre había contado con la confianza de Luis Enrique y su respaldo hasta cuando fue más criticado. Se esperaba un protagonismo mayor en el terreno de juego, pero el movimiento de Rodri lo pagó y no contó ni cuando hubo rotaciones con tres cambios en defensa de los cuatro integrantes.

Aymeric Laporte (3 partidos jugados / 3 titular / 300 minutos / 97% acierto en pase)
Bien. La importancia de la figura de Laporte en la actual selección española quedó clara en el duelo ante Japón. Su torneo ha ido de menos a más, alcanzando su mejor nivel en los octavos de final ante Marruecos. En el apartado estadístico destacó con un 97% de precisión en el pase. Ganó el 61% de duelos que afrontó como defensa ante los rivales con ocho recuperaciones de media por partido.

Pau Torres (1 partido jugado / 1 titular / 90 minutos / 17% duelos ganados)
Suspenso. Fue el central elegido por Luis Enrique cuando decidió rotar para dar descansos en defensa. Su partido ante Japón no estuvo a la altura de una competición como el Mundial. Perdió balones en fase de salida, impreciso en el pase y con nervios. Le faltó contundencia en los duelos, de los que apenas salió airoso en un 17 por ciento.

Las notas de la selección española en el Mundial, jugador a jugador
Calentamiento antes de enfrentarse a Japón. EFE/EPA/Ali Haider

Hugo Guillamón (0 partidos jugados)
Sin calificar. Un problema de rodilla lo tuvo al margen del grupo hasta que se inició la competición. Las pocas opciones que ya tenía para recibir minutos menguaron y no tuvo ninguna oportunidad.

Jordi Alba (4 partidos jugados / 3 titular / 258 minutos / 2 asistencias)
Notable. Dio todo lo que tenía Jordi Alba, titular indiscutible en el lateral izquierdo tras la lesión de tobillo de José Gayá que impidió a Luis Enrique realizar la rotación por partidos que tenía planificada. Provocó un mayor desgaste físico y Jordi lo acusó en la parte final de los partidos en los que fue titular. Gran desgaste con sus subidas, que se echaron de menos ante Marruecos, y dos asistencias de gol para ser uno de los mejores de la selección en su tercer Mundial.

Alejandro Balde (3 partidos jugados / 1 titular / 132 minutos )
Aprobado. Fue llamado como sustituto de Gayá a días de comenzar la competición y cuando la selección ya había completado entrenamientos en Doha. Tuvo una rápida adaptación al grupo. Única cara nueva en el Mundial y único en debutar con la absoluta. Dejó buenas sensaciones ante Costa Rica y se rebajaron ante Japón y Marruecos cuando la tensión del momento rebajó la frescura de un jugador que tiene un largo recorrido como internacional. Exhibió potencia física aunque no arriesgó en el pase final. Lo muestra el 95% de media en pases, sin arriesgar buscando rematadores en el área.

Sergio Busquets (4 partidos jugados / 4 titular / 364 minutos )
Aprobado. El tiempo pasa factura y acerca el final de ciclo de un centrocampista de leyenda en la selección española. Único superviviente de la conquista del Mundial 2010, logró igualar el techo de 17 partidos con la selección en Mundiales de Iker Casillas y Sergio Ramos. Indiscutible para Luis Enrique. Su extensión en el campo. Más cómodo cuando España se instaló en campo contrario y sufriendo cuando los rivales le metieron velocidad a sus contragolpes. No llegó a nueve recuperaciones de media en una demarcación clave en la que antes robaba más y realizaba más coberturas. El 52% de duelos ganados muestra la falta de contundencia que demanda la posición de medio centro. Falló el tercer penalti de la tanda ante Marruecos que definitivamente enterraba las opciones de España.

Rodri Hernández (4 partidos jugados / 4 titular / 390 minutos )
Sobresaliente. La probatura que dio el triunfo en Portugal en la Liga de Naciones fue la baza oculta de Luis Enrique para el Mundial. Habitual mediocentro en el Manchester City, jugó todo el Mundial de central. Se adaptó bien a la demarcación, aumentando la calidad del juego en el inicio de jugada, siendo el futbolista que más pases ha dado en todo el torneo, con una media que roza la centena por partido, ganando el 71% de duelos defensivos, con una media de 16,7 recuperaciones. El mejor en estadísticas de la selección.

Gavi (4 partidos jugados / 4 titular / 287 minutos / 1 gol )
Notable. Con apenas 18 años juega en la elite con un descaro que le convierte en un fijo para Luis Enrique. Siempre estuvo listo para la batalla, sin achicarse ante nadie, luchando cada balón como si fuera el último, con un gran despliegue físico. Dejó su sello marcando a Costa Rica y convirtiéndose en el goleador más joven de España en los Mundiales.

Marcos Llorente (1 partido jugado / 1 titular / 120 minutos )
Aprobado. Menor protagonismo del que se podía esperar, sin minutos en el centro del campo y recibiendo la oportunidad donde menos esperaba, como lateral derecho en un momento clave como los octavos de final. Dejó un buen rendimiento con nueve recuperaciones, imponiendo su fortaleza física en los duelos e intentando aportar en la dificultad en sus incorporaciones ofensivas.

Las notas de la selección española en el Mundial, jugador a jugador
Llegada de la selección española a Madrid. EFE/ Kiko Huesca

Pedri (4 partidos jugados / 4 titular / 367 minutos )
Suspenso. No fue el líder de la selección española que en la última Eurocopa se echó al equipo a la espalda a pesar de su juventud. No logró encontrar su fútbol de alta escuela. Sin protagonismo ofensivo, ni en goles ni asistencias. Lejos de la zona de influencia donde resulta decisivo, con un desgaste extra que se acercó a los 12 kilómetros de media por partido que luego acusó donde se deciden los encuentros. Debía de ser el referente que España añoró en gran parte del Mundial más allá de su ilusionante estreno.

Koke Resurrección (2 partidos jugados / 2 titular / 50 minutos )
Aprobado. Tuvo pocas oportunidades en un centro del campo que fue fijo para Luis Enrique con ‘Busi’, Pedri y Gavi. Entró con el viento a favor ante Costa Rica y no ayudó a tener más balón cuando apareció en el partido ante Alemania, en momentos en los el rival apretó y España acabó cediendo el empate. Desde entonces no volvió a jugar pero desarrollo un papel importante dentro, una de las voces autorizadas del vestuario y que ayudó a que el ambiente fuese perfecto en la mezcla con los más jóvenes.

Carlos Soler (2 partidos jugados / 2 titular / 90 minutos / 1 gol)
Suspenso. Aprovechó su oportunidad entrando en los últimos minutos del primer partido, mostrando hambre cuando se podía caer en la relajación por la goleada y marcando un tanto en un Mundial. No volvió a tener una oportunidad de Luis Enrique hasta la segunda parte de octavos de final, cuando no aportó lo que esperaba el seleccionador de él. No fue capaz de generar peligro y cambiar el rumbo del partido. Y falló donde no suele perdonar, en el lanzamiento de un penalti en la tanda que jamás podrá borrar de su cabeza.

Nico Williams (4 partidos jugados / 1 titular / 145 minutos )
Aprobado. Fue el jugador al que recurrió Luis Enrique como revulsivo, entrando en todos los partidos desde el banquillo salvo el encuentro ante Japón cuando le faltó personalidad para tener un protagonismo mayor. Lo intentó siempre, con más minutos de los que se podían esperar en un jugador recién aterrizado en la selección española. Fue menos influyente que en su club, el Athletic Club, y no aportó la pegada que necesitaba la Roja.

Yeremy Pino (0 partidos jugados)
Sin calificar. Regresa a casa sin disputar un solo minuto, pagando la presencia de ocho jugadores de ataque en la convocatoria y sin que Luis Enrique recurriera a su desborda en banda pese a los momentos de atasco que sufrió en el juego ante Japón y Marruecos.

Ferran Torres (4 partidos jugados / 3 titular / 219 minutos / 2 goles )
Suspenso. Sus dos goles del estreno, uno de penalti, hicieron pensar en que regresaría la versión goleadora de Ferran Torres en la selección, máximo artillero de la ‘era Luis Enrique’. Sin embargo fue una aparición puntual, el día de menor exigencia. Su rendimiento se desplomó y no volvió a ser decisivo. Sin gol cuando pudo marcar, sin generar peligro desde la banda derecha por la falta de desborde. Lo intentó ante Marruecos sin éxito para acabar siendo una de las grandes decepciones españolas en el torne…