Lopetegui: «Es un momento complejo, difícil»

Sevilla, 6 sep (EFE).- El entrenador del Sevilla, Julen Lopetegui, comentó este martes, tras la goleada encajada (0-4) ante el Manchester City en la primera jornada del grupo G de la Liga de Campeones, que «es un momento complejo, difícil» y que están en «un nubarrón» que quieren «despejar».

«No estamos en nuestra velocidad de crucero por muchos motivos. La única manera de dar la vuelta es pensar en que en la Liga restan 102 puntos y cinco partidos en ‘Champions’. La única manera de salir de esta dinámica se hace desde dentro del vestuario. Nos subiremos al avión hacia Barcelona -para el partido del próximo sábado ante el Espanyol- pensando en ganar los tres puntos», señaló el técnico guipuzcoano.

Lopetegui aseguró que «mientras peor está el escenario» se ve «más fuerte» y que el partido del sábado lo afrontan «con el deseo de sumar tres puntos para romper la dinámica».

«No estoy pendiente de lo que pueda pasar, estoy pendiente de lo que puedo hacer. Convencer a este grupo de su capacidad para ser competitivos. A ésto le tenemos que dar la vuelta nosotros. El partido ante el Espanyol hay que afrontarlo con convicción. Sabemos qué hemos hecho y dónde estamos. Hay que estar unidos para salir de esta situación», argumentó.

Sobre el partido, reconoció que «el City ha merecido ganar. Han sido superiores, como les sucede ante casi todos sus rivales», aunque puntualizó que en la primera parte el Sevilla ha «contenido» al rival y «con opciones de hacerles daño en los primeros minutos».

«Comenzamos bien la segunda parte y cuando mejor estábamos, con un equipo más profundo, llegó el 0-2 tras una pérdida. Es un equipo que no perdona, como sucedió ante el Barcelona. Teníamos que haberles castigado, pero ellos fueron los que nos castigaron. Luego han salido jugadores que necesitan minutos para ponerse en forma, que necesitamos, y eso se ha notado en el tramo final en el intercambio de golpes»,comentó.

También se refirió al enfado de la afición y subrayó que «la gente es soberana. Es normal que estén enfadados tras perder dos partidos seguidos en casa. Hay que revertir la situación para que terminen contentos. Hay que ser capaces de intentar dar la vuelta y conseguir el objetivo».

«Hay que ganar partidos y para eso hay que intentar que el mayor número de jugadores estén bien lo antes posible. Mirar para fuera no te aporta nada. Hay que abstraerse de todo lo que no depende de nosotros», afirmó.