Los Nets, una plantilla de 180 millones y una crisis sin fin

Chicago (EE.UU.), 4 nov (EFE).- Los Brooklyn Nets valen 3.500 millones de dólares. Gastan $180M anuales en su plantilla, más 98 en impuesto de lujo. Pero no funcionan. El despido de su entrenador Steve Nash y la suspensión a Irving por su apoyo a una película antisemita, últimos escándalos. Andrea Montolivo analiza la crisis desde Estados Unidos.

El ‘tuit’ de Irving con un enlace a una película antisemita en Amazon, publicado ante sus más de cuatro millones de seguidores, provocó escándalo en Estados Unidos. El jugador se negó a decir de forma clara y rotunda que está en contra del antisemitismo y los Nets decidieron el jueves suspenderle al menos cinco partidos, sin sueldo, hasta que cumpla con «una serie de medidas reparadoras que aborden el dañino impacto de su conducta».

Pero las consecuencias no solo afectan a la franquicia, sino también a sus millonarios contratos de patrocinio, a las empresas vinculadas con el equipo y a la NBA.

Reina el caos en Brooklyn y, apenas 24 horas antes, los Nets e Irving habían anunciado una donación de 500.000 dólares cada uno para apoyar entidades que trabajan para fomentar la inclusión.

La seis derrotas en ocho partidos y el despido del técnico Steve Nash son solo la punta del iceberg de una crisis que parece sin fin. El trío estelar formado por Durant, Irving y James Harden apenas coincidió 16 veces en la pista el año pasado. Ben Simmons, llegado el pasado febrero en un trueque con la ‘Barba’, cobra más de 35 millones por temporada y ha jugado seis partidos en ocho meses, sin conseguir aportaciones en dobles dígitos.

IRVING Y EL CASO DE ANTISEMITISMO

La promoción de Irving en redes sociales y sus afirmaciones posteriores, cuando respondió a las preguntas sobre su mensaje con un escueto «puedo escribir lo que quiero, así que dilo y cállate», aumentaron aún más la tensión en Brooklyn. Días después, el jugador sigue negándose a pedir disculpas.

En el partido del último martes contra los Chicago Bulls, un grupo de personas compró entradas a pie de campo y lució unas camisetas con el lema ‘luchemos contra el antisemitismo’. Irving disputó uno de sus peores partidos y anotó cuatro puntos, sin ver la canasta durante los primeros tres cuartos.

Tras encararse con un periodista días antes en la sala de prensa, el base no acudió a la rueda de prensa posterior a una nueva derrota de su equipo.

APUESTAS FALLIDAS EN LA PISTA

En la última temporada, los Brooklyn Nets fueron la segunda plantilla más cara de la NBA, con un total estimado de 169 millones de dólares pagados en sueldos de jugadores y cerca de 98 millones de dólares en ‘luxury tax’, la penalidad económica que la liga estadounidense prevé para las franquicias que deciden exceder el límite de salarios.

Solo los Golden State Warriors, con 176 millones de dólares y 170 millones en ‘luxury tax’, gastaron más. Sin embargo, el rendimiento en la pista sonrío claramente a los de San Francisco, que se coronaron campeones en las Finales contra los Boston Celtics.

Las apuestas de los Nets, por otro lado, han sido marcadas por rotundos fracasos. Amenazaron con revolucionar los equilibrios de la NBA en 2019, cuando se hicieron con Kevin Durant y Kyrie Irving y el año pasado agregaron una tercera estrella, como James Harden.

En el camino dejaron a talentos que ahora brillan en otros lados, como Jarrett Allen, pívot de los Cleveland Cavaliers y ‘All-Star’.

Las lesiones de Durant y Harden y las decisiones de Irving, que se perdió casi toda la última temporada en casa por su negativa a vacunarse, hicieron que el trío estelar apenas coincidiera en 16 partidos.

Si es posible, aún peor fue el trueque que llevó a Harden a los 76ers a cambio de Ben Simmons, quien no jugó ni un partido el año pasado por ‘razones personales’ y que este año regresó con un rendimiento muy por debajo de las expectativas de los Nets.

Durant justifica en la pista su salario máximo, superior a los 42 millones de dólares anuales. Más complicada es la situación de Irving y Simmons, cuyos sueldos rondan los 35 millones de dólares.

UNA FRANQUICIA DE 3.500 MILLONES

Los Brooklyn Nets tienen un valor de 3.500 millones de dólares, según ‘Forbes’, y son la séptima franquicia más valiosa de la NBA.

La clasificación está liderada por los Golden State Warriors, con un valor de 7.000 millones de dólares, seguidos por los New York Knicks (6.100 millones), Los Ángeles Lakers (5.900 millones), los Chicago Bulls (4.100 millones), los Boston Celtics (4.000 millones) y Los Ángeles Clippers (3.900 millones).

Sin embargo, los Nets han tenido unas pérdidas millonarias en los últimos años, estimadas por los medios estadounidenses entre los 50 y los 100 millones de dólares.

La pandemia del coronavirus, la ausencia de Kyrie Irving durante la mayor parte de la última temporada por su negativa a vacunarse y los resultados negativos del equipo, que solo jugó dos partidos de ‘playoffs’ en casa, siendo arrollado por los Boston Celtics, fueron las principales causas de la que hasta este momento parece una crisis sin fin.

Andrea Montolivo