Maté: «Era difícil llegar solo, pero al menos hemos plantado árboles»

Utrecht (Países Bajos), 20 ago (EFE).- El marbellí Luis Ángel Maté (Euskaltel Euskadi) celebró el hecho de «haber plantado los primeros árboles» para repoblar la incendiada Sierra Bermeja, una iniciativa que el andaluz emprendió comprometiéndose a plantar un árbol por cada kilómetro que marchara escapado en la Vuelta.

En la segunda etapa disputada entre Hertogenbosch y Utrecht, Maté anduvo escapado unos 25 km. Aunque no logró llegar a meta con éxito, al menos comenzó la reforestación de esta sierra malagueña.

«He intentado un movimiento para animar a algún corredor más, porque escaparse solo es muy difícil. No se ha venido nadie y así es prácticamente imposible, pero al menos hemos plantado los primeros árboles», dijo «el lince» en meta.

La formación vasca cumplió con el objetivo de ser protagonista en las escapadas, pues en la primera se infiltró Xabier Mikel Azparren.

«Para nosotros era realmente la primera etapa, después de la crono por equipos de ayer que no era nuestra especialidad. Estamos muy contentos, con Xabier Mikel Azparren en la primeros fuga en la que teníamos como objetivo intentar disputar la montaña, pero atrás había muchos nervios. Las carreteras aquí en Holanda no te dejan rodar relajado. Además, Alpecin ha tirado demasiado rápido, había mucha tensión en el pelotón, y eso ha hecho que los neutralizásemos antes de lo previsto», concluyó.