Mejoría del Sevilla y primera meta a cero, pero las mismas carencias arriba

Sevilla, 15 sep (EFE).- El Sevilla, que descansa este jueves a la espera de comenzar a preparar el partido vital del domingo en Villarreal, mostró una mejoría como bloque en el partido de la Liga de Campeones en el campo del Copenhague (0-0), donde consiguió mantener por primera vez su portería a cero esta temporada, aunque exhibió las mismas carencias arriba.

El equipo de Julen Lopetegui, que en el Parken Stadium de la capital danesa encadenó su segunda cita sin perder en lo que va de curso tras el antecedente de su primer triunfo en Liga ante el Espanyol (2-3), dio señales positivas en Copenhague. Defendió bien y tuvo más equilibrio entre sus líneas, pero volvió a carecer de llegada y de profundidad, incapaz de apretar de verdad en ataque al rival más flojo de su grupo en la ‘Champions’.

Los sevillistas, que comparten el puesto de colista del Grupo G del máximo torneo continental, ambos con un solo punto frente a los 3 del Borussia Dortmund alemán y al pleno de 6 del Manchester City, cuajaron una buena primera mitad en Copenhague, aunque con pocas ocasiones meridianas de gol y poco remate.

Esta rémora persigue al conjunto de un Lopetegui que, por sus malos resultados y el juego plano de su equipo tanto en este inicio de temporada como en buena parte de la segunda vuelta de la pasada, sigue igual de cuestionado que antes de la segunda cita de una ‘Champions’ que se le ha puesto cuesta arriba.

Al conjunto del barrio de Nervión, a la espera de su escalada tanto en la máxima competición europea como en la nacional, le aguarda ahora una visita complicada al Estadio de la Cerámica, un duelo trascendental, otro más, para el equipo y quizás para el futuro del técnico vasco en el banquillo sevillista ante el pésimo arranque de un Sevilla que, en este momento, decepciona y da muestras de debilidad física y mental.

En LaLiga es decimosexto con 4 puntos, muy alejado de la zona alta que se le presupone por potencial, presupuesto e historia, y en la Liga de Campeones deberá jugarse su continuidad en este torneo, ya en octubre, en el doble duelo contra un equipo como el Borussia Dortmund que ya lo eliminó hace dos años en los octavos.

Tras regresar a primera hora de la tarde del jueves desde Copenhague y conceder este día de descanso a su plantilla, el Sevilla pondrá a partir de este viernes todo el foco en la preparación de la visita al Villarreal, donde una buena imagen y un resultado convincente darían aire al entrenador y a un equipo necesitados de reafirmar su mejoría en un escenario de nivel como el estadio de la localidad castellonense.