Merhi: «Lo más seguro es que vuelva a Japón»

Arteixo (La Coruña), 12 dic (EFE).- Después de regresar, con buen sabor, a la Fórmula 2 este año, Roberto Merhi ha disfrutado de una nueva experiencia con un kartcross mientras aclara su futuro, que pasará, «lo más seguro», por su vuelta a Japón con el SuperGT.

A sus 31 años, el piloto de Benicassim descubrió el kartcross en la ‘Catedral’ del autocross, el circuito José Ramón Losada de Arteixo, en A Coruña, donde atendió a EFE «metido en el barro, disfrutando de un fin de semana diferente».

Fue su bautizo en la tierra coruñesa, donde compartió escenario con Álex Palou, campeón de la IndyCar 2021 y reserva de McLaren en la F1 el próximo año.

En Arteixo su objetivo fue pasárselo «bien» y «descubrir» una nueva experiencia después de no haber podido participar en 2021.

«Me invitaron el año pasado, pero estaba en Australia y no pude venir, volvieron a invitarme este año y dije: para ‘acá’ que vengo», confesó a EFE.

Dicho y hecho, se presentó en Arteixo y fue de los más madrugadores para ponerse cuanto antes al volante de su monoplaza en una temporada en la que volvió a la F2 de forma efímera, pero exitosa, con una espectacular remontada en Austria que le aupó al tercer cajón del podio, aunque después vivió otros sinsabores.

«En la F2 hice pocas carreras, pero muy bien, sobre todo la primera. Luego tuve un poco más de problemas, pero en general me encontré bastante bien», comentó.

En total, disputó para Campos Racing seis carreras tras haber competido también en el Super GT japonés con un Audi R8. En 2023, se ve en el país asiático.

«Lo más seguro es que vuelva a Japón para intentar hacer una buena temporada», dijo a la hora de hablar de los retos futuros en un deporte en el que «los asientos» de la Fórmula 1, la 2 o la Indy «están carísimos».

«Hay que intentar hacerlo bien y encontrar un buen sitio para estar», afirmó el castellonense, que en la Fórmula 1 condujo para Marussia en 2015 tras haber sido reserva de Caterham un año antes. Esa etapa no la añora demasiado: «Si tuviera un coche competitivo sí, pero si no, no. Al final, tienes que tener un buen coche para estar delante».

Un monoplaza como el que conduce el madrileño Carlos Sainz, que esta temporada logró su primera victoria en la Fórmula 1.

«Carlos tiene un coche para pelear en el podio en cada carrera. Ha tenido mala suerte este año, pero ha hecho buenos resultados, sobre todo en clasificación», valoró.

Mehri pronosticó que en 2023 la batalla volverá a estar entre Red Bull, Ferrari y Mercedes, y consideró que el equipo alemán «estará más fuerte» que en la campaña recién finalizada, que dominó el neerlandés Max Verstappen.

La parrilla de la categoría reina del automovilismo ha experimentado cambios como el de Fernando Alonso, que conducirá para Aston Martin tras haber concluido su etapa en Alpine. Al bicampeón de la Fórmula 1 no le ve luchando todavía por estar en el podio en su nueva etapa.

«Costará un poco que lleguen al nivel porque el coche estará un poco lejos de los favoritos. Yo no tengo mucha incertidumbre con Fernando, la gente supongo que sí, pero yo ya sé lo que hay. Obviamente, la gente espera que haga podios, pero lo realista es verle detrás de Red Bull, Mercedes y Ferrari», indicó Merhi.

Para él, «el objetivo de Aston Martin tiene que ser el cuarto equipo, que para eso se ha ido Fernando ahí».

A unos metros de Palou en Arteixo, Mehri explicó que el barcelonés «hizo una muy buena práctica libre y un buen trabajo» para McLaren esta temporada, lo que le ha servido para ser probador del equipo el próximo año, un rol que el valenciano vivió años atrás.

Carlos Alberto Fernández