Munir, entre lágrimas: «Me voy orgulloso de haber aportado dentro y fuera»

Sevilla, 12 sep (EFE).- El delantero hispanomarroquí Munir El Haddadi, traspasado este verano por el Sevilla al Getafe, se despidió este lunes en el antepalco del Ramón Sánchez-Pizjuán del club y de la afición sevillistas y, entre lágrimas, afirmó que se va «orgulloso de haber dado lo mejor» de sí y de «haber aportado dentro y fuera del campo».

Munir, internacional con Marruecos y campeón de la Liga de Europa 2020 conquistada por el Sevilla en Colonia (Alemania), vivió un emotivo acto de despedida en el estadio de Nervión en el que estuvo acompañado por su familia, muchos de sus compañeros sevillistas hasta hace dos semanas y la plana mayor del club andaluz.

«Gracias a todos los compañeros. Muchos de ellos saben que, para mí, son familia para el resto de mi vida. Gracias a los empleados y empleadas del club por el gran trato en estos años. Y gracias a la afición del Sevilla FC, porque me habéis hecho sentir querido en las buenas y en las malas. Eso es algo que no tiene precio», recalcó el madrileño.

También expresó su gratitud al presidente del club hispalense, José Castro, a todo el consejo directivo y al director deportivo, Ramón Rodríguez ‘Monchi’, «por realizar este acto tan emotivo» y «por la confianza y el cariño en estos tres años y medio» como delantero del Sevilla, con el que jugó 113 partidos y marcó 25 goles.

Munir, además, recordó con agradecimiento a quienes le ficharon en enero de 2019 desde el Barcelona, Joaquín Caparrós, Paco Gallardo y Carlos Marchena, y a todos sus entrenadores en esta etapa, Pablo Machín, Caparrós y el actual, Julen Lopetegui, presente en el acto junto con excompañeros como Rakitic, Gudelj, Jesús Navas, Dmitrovic, En-Nesyri o Bono.

«Me quedo con el gol en mi primer derbi y con el de San Mamés que nos metió en Champions. Me da felicidad haber puesto mi granito de arena en ganar una Europa League en un momento complicado para la sociedad. Un mensaje a los compañeros, en este club se aprende a no rendirse. Seguro que saldréis del mal arranque…”, recalcó entre lágrimas.

Tras un vídeo con sus mejores goles y mensajes de cariño de sus excompañeros, Monchi confesó que celebró «muchísimo» su gol en Praga, aunque el equipo cayera eliminado, y añadió: «gracias por lo que nos has dado y que el futuro te regale cosa bonitas, como te mereces».

Sus amigos Nemanja Gudelj y el croata Ivan Rakitic -uno de los capitanes-, muy emocionados y entre lágrimas, también expresaron sus mejores deseos a «un hermano» como Munir en el Getafe y también en el Mundial de Catar 2022 con Marruecos, y destacaron su valía como profesional, pero sobre todo como persona y compañero.

Por su parte, José Castro dijo que «esta despedida dice mucho de ti», uno de los jugadores «con más calidad humana» que ha conocido y que en estos tres años y medio ha «ayudado al equipo siempre que tocaba», por lo que aseveró que «el Sevilla ha sido, es y será siempre tu casa».