Carlos Sainz y Joan Barreda abandonan el Dakar

Carlos Alberto Fernández |

Redacción Deportes (EFE).- Después del día de descanso, el Dakar no dio tregua. La novena especial, entre Riad y Haradh, en Arabia Saudí, fue una trampa que cazó a dos españoles. A Joan Barreda (Honda) le costó el abandono inmediato en motos y Carlos Sainz (Audi) se resistió a hacer lo propio en coches, pero, finalmente, no le quedó más remedio que claudicar.

Entre quienes sortearon los desafíos que presentó la etapa entre Riad y Haradh, sobresalieron el argentino Luciano Benavides (Husqvarna) -segunda victoria- y el francés Sébastien Loeb (Prodrive) -tercer triunfo-, además del catarí Nasser Al-Attiyah (Toyota), más líder.

Loeb, que se presentó con retraso en la salida -él adujo un problema mecánico- se llevó una sanción de 2:10 pero evitó el quebradero de cabeza de abrir pista y sumó su tercer triunfo de etapa -segundo consecutivo- en el Dakar 2023. Además, hubo triplete de Prodrive en meta.

En una jornada redonda para él, el alsaciano se benefició de un problema mecánico del sudafricano Henk Lategan (Toyota) y ya está en el podio de la general, aunque a 1h43:08 de Al-Attiyah. El jeque le saca al segundo, el brasileño Lucas Moraes, 1h21:57. Por delante, le quedan cinco etapas para administrar su amplia renta y lograr su quinto Touareg.

Sainz se resiste pero abandona su decimosexto Dakar

Carlos Sainz (Audi) ejemplificó lo que es el Dakar, un rally de resistencia, aunque no le quedó más remedio que abandonar.

Carlos Sainz vuelca y siente fuertes dolores torácicos pero quiere seguir en el Dakar
Carlos Sainz, durante la cuarta etapa del Dakar. EFE/EPA/Leon Jansen

El coche De Sainz aterrizó de morro tras una duna, en el kilómetro 5 de la especial, dio una vuelta de campana y quedó con las ruedas hacia arriba.

En un primer momento se informó que tanto Sainz como su copiloto, Lucas Cruz, que salieron por su propio pie, se encontraban bien. Los organizadores precisaron después que el piloto presentaba dolor en la zona del tórax.

El triple campeón del Dakar pretendía esperar a que llegara su asistencia para intentar reanudar la carrera.
Después, Sainz, según relató la organización del Dakar, «renunció a continuar en carrera» por su dolencia y fue evacuado en helicóptero al hospital de Riad para someterse a pruebas médicas.

Situación que volvió a dar un giro instantes más tarde, ya que los organizadores confirmaron que el de Audi quería «darse una nueva oportunidad» y, con ese objetivo, pidió «al helicóptero medicalizado que le trasladaba al hospital que diera vuelta y le llevara de nuevo a su vehículo».

Sainz regresó al punto en el que estaba su copiloto a la espera de que llegara la asistencia.

Posteriormente, el español tomó la ruta de asistencia hasta el vivac con el objetivo de volver a reengancharse al Dakar, pero, una vez allí, el Audi no pudo ser reparado.

«Lamentablemente, en el accidente de hoy, el coche ha sufrido daños serios y no podrá ser reparado. Con gran pesar tenemos que abandonar el Dakar, pero lo importante es que no ha pasado nada grave», publicó el madrileño en redes sociales.

El tres veces campeón del Dakar dio las «gracias» a su copiloto, Lucas Cruz, y a Audi por «todo el trabajo y dedicación».

Sainz, que ya estaba descartado para la clasificación del Dakar, se va del Dakar después de haberse adjudicado la primera etapa del rally. Llegó a ser líder esa jornada y la posterior, antes de que varios infortunios le impidieran luchar por la general.

El tricampeón no abandonaba desde 2017.

Benavides, primero que repite; Howes líder por tres segundos

Luciano Benavides (Husqvarna) es el primer piloto que repite victoria en motos en el Dakar 2023 al haberse adjudicado el triunfo en la novena especial por 1:02 respecto al australiano Toby Price (KTM), que ahora está a tres segundos del líder de la general, el estadounidense Skyler Howes (Husqvarna).

Kevin Benavides, hermano de Luciano y ganador de la edición de 2021, completa el podio en la general, aunque ya a 5:09 del líder, del que estaba a solo 13 segundos.

Barreda tuvo que abandonar después de una caída en el kilómetro 16 de la especial. El castellonense, que fue trasladado al hospital en helicóptero tras el accidente, se despidió así de sus opciones de conquistar esta edición del rally Dakar -era octavo (mejor español) a 7:21 del líder-.

Los españoles Lorenzo Santolino (Sherco) y Tosha Schareina (GasGas) acabaron casi en el mismo tiempo. El salmantino es décimo a 40:38 del líder y el valenciano, decimoquinto a 1h33:26.

El estadounidense Mason Klein pasó de estar a 13 segundos de Howes a situarse sexto a 18:42, tras perder el libro de ruta en los primeros kilómetros y sufrir una caída en la parte final.

Javi Vega (Yamaha) fue tercero en Original by Motul, a 8:04 del sudafricano Charan Moore (Husqvarna), del que le separan 23:30 en la general.

En Quads, el lituano Laisvydas Kancius, al que se le había resistido el triunfo, se llevó la etapa por delante del argentino Francisco Moreno Flores, quien marcha segundo en la categoría a 1h19:39 del francés Alexandre Giroud.

Primer triunfo del argentino Zille

El argentino David Zille conquistó su primera especial en el Dakar en la categoría T3 (Prototipos ligeros) por solo dos segundos respecto al líder, el belga Guillaume de Mevius, que tiene 12:43 de renta sobre Austin Jones.

En SSV, el polaco Eryk Goczal se anotó la tercera victoria en la actual edición del raid y está a 5:02 del líder, el lituano Rokas Baciuska, con el español Gerard Farrès tercero a 9:17.

El neerlandés Janus Van Kasteren (Iveco) firmó el mejor tiempo de la especial del día en camiones y arañó tiempo al checo Ales Loprais (Praga), que ahora tiene 26:54 de renta.

En Classic, el español Juan Morera (Toyota) mantiene el liderato con 111 puntos de ventaja respecto a Carlos Santaolalla (Toyota), a pesar de que esta vez fue décimo en la etapa.

Este miércoles, el Dakar se acerca al temido ‘Empty Quarter’ (Cuarto vacío) en la décima etapa, entre Haradh y Shaybah, con 624 kilómetros de enlace y solo 114 de especial, la más corta de todo el rally.