Pablo Marí asegura que está bien y podrá entrenar en dos meses tras ser apuñalado anoche en Italia

Roma (EFE).- El valenciano Pablo Marí, jugador del Arsenal cedido en el Monza italiano que fue apuñalado en la espalda el pasado jueves, aseguró hoy, después de ser operado para reducir el daño muscular causado por el ataque, que tanto él como su familia están «bien a pesar de las circunstancias» y agradeció «todos los mensajes de apoyo».

«Después del duro momento que vivimos ayer, tanto mi familia como yo queremos comunicar que afortunadamente estamos todos bien a pesar de las circunstancias, y agradecer todos los mensajes de apoyo y cariño que estamos recibiendo», publicó en su cuenta oficial del Twitter el futbolista de 29 años.

«Además, queremos enviar el pésame y toda nuestra fuerza a los familiares y amigos de la persona fallecida, y deseamos de corazón que todas las personas heridas se recuperen lo antes posible», añadió el valenciano.

Ya operado

Marí entró en quirófano este viernes para reducir el daño muscular causado por el apuñalamiento, y podrá volver a entrenarse en dos meses, según el parte médico del hospital milanés donde se encuentra ingresado.

«Los especialistas del equipo de Cirugía General-Traumatología del hospital Niguarda de Milán han realizado esta mañana la intervención quirúrgica para reconstruir los dos músculos lesionados de la espalda de Pablo Marí, y prevén que le den el alta en dos o tres días», se lee en el parte médico enviado a EFE.

«Tras la operación, el jugador podrá iniciar un proceso de rehabilitación. Este tipo de lesión muscular suele requerir dos meses de reposo antes de poder retomar la actividad física», añadieron.

La operación, que se efectuó con anestesia total, «sirvió a suturar de las heridas», explicaron desde el hospital Niguarda de Milán, donde se encuentra ingresado el jugador, que llegó «despierto y consciente» y con una herida que «no fue profunda».

Marí resultó herido cuando le atacó un italiano de 46 años con problemas mentales que apuñaló a otras cuatro personas, una de las cuales, un empleado de nacionalidad boliviana del supermercado Carrrefour, falleció mientras le trasladadaban al hospital.

Marí vio morir a una persona delante de él

Según explicó el consejero delegado del Monza, Adriano Galliani, tras visitar al futbolista en el hospital el jueves por la noche, el defensa español, formado en el Mallorca y que ha jugado en clubes de cinco países, reconoció que «tuvo suerte» porque vio morir a una persona delante de él.

Galliani regresó hoy al hospital para interesarse por el estado de salud del jugador acompañado por la mujer de Marí.

El ataque se produjo alrededor de las 18.30 horas (16.30 GMT) de este jueves, cuando un hombre agarró un cuchillo de los estantes de un supermercado Carrefour situado en el interior del centro comercial y comenzó a apuñalar a los presentes, entre ellos el jugador que se encontraba con su mujer y su hijo.

El agresor, una persona con problemas mentales

Según una primera reconstrucción, se trata de una persona con problemas mentales que estaba en tratamiento.

La cadena Carrefour ha expresado en una nota «su máxima cercanía a los empleados y clientes involucrados en el ataque y a sus familias» y confirmó que llamaron inmediatamente a la policía y que detuvieron al atacante.

Según el diario «Gazzetta dello Sport», el agresor ha sido detenido gracias a la intervención del exjugador de fútbol Massimo Tarantino, que militó en Bolonia, Inter y Nápoles, que consiguió inmovilizarlo hasta la llegada de la policía.

Edición web: Macarena Lázaro