Las internacionales españolas precisan que no han renunciado a la Selección

Madrid (EFE).- Las quince jugadoras de la selección femenina que se dirigieron a la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) para indicar que no desean ser convocadas con el equipo nacional han precisado que nunca han pedido el cese del entrenador, pero mantienen que no quieren acudir «hasta que no se reviertan situaciones que afectan» a su estado «emocional y personal».

El seleccionador español de fútbol femenino, Jorge Vilda
El seleccionador español de fútbol, Jorge Vilda, en una imagen de archivo. EFE/ Juanjo Martín

«Las jugadoras lamentamos, en primer lugar, que la RFEF haya hecho pública, de forma parcial e interesada, una comunicación privada, con información que afecta a nuestra salud – que es parte de nuestra intimidad-, remitida en respuesta a la petición de la propia Federación de conocer quiénes de nosotras queríamos no ser convocadas. Comunicación de la que, por cierto, no hemos recibido respuesta en forma», destacan.

Las jugadoras precisan su retirada

«En segundo lugar, en ningún caso hemos renunciado a la Selección Española de Fútbol tal y como señala en su comunicado oficial la RFEF. Como dijimos en nuestra comunicación privada hemos mantenido, mantenemos y mantendremos un compromiso incuestionable con la Selección Española», prosiguen en un texto difundido a través de sus respectivas cuentas en las redes sociales.

Las futbolistas aclaran que quieren no ser llamadas «hasta que no se reviertan situaciones que afectan» a su estado «emocional y personal», a su «rendimiento y a los resultados de la Selección; situaciones que podrían derivar en indeseables lesiones».

Asimismo, reiteran, como ya hiciesen cuando estalló la brecha con el seleccionador Jorge Vilda, que nunca han pedido el cese de éste: «Entendemos que nuestro trabajo no es en ningún caso elegir dicho cargo, pero sí expresar de forma constructiva y honesta lo que consideramos puede mejorar el rendimiento del grupo».

Edición web: Rocío Casas y Marina González