Rins suma su segunda victoria y la última de Suzuki. Bagnaia campeón

Cheste (Valencia), 6 nov (EFE).- El español Alex Rins (Suzuki GSX RR) sumó su segunda victoria de la temporada y la última de Suzuki en el Gran Premio de la Comunidad Valenciana de MotoGP que se ha disputado en el circuito «Ricardo Tormo» de Cheste, en el que con la novena posición, el italiano Francesco «Pecco» Bagnaia (Ducati Desmosedici GP22) se ha proclamado campeón del mundo de la categoría.

Álex Rins (c) exhibe en el podio el trofeo de ganador del Gran Premio de la Comunidad Valenciana de MotoGp en el circuito "Ricardo Tormo" de Cheste. EFE/ Biel Aliño

A Bagnaia le bastó con la novena posición para proclamarse campeón, pues el francés Fabio Quartararo (Yamaha YZR M 1), al que sólo le valía la victoria para tener alguna opción matemática, acabó en la cuarta plaza.

Sorprendió en la salida el español Alex Rins (Suzuki GSX RR), quien desde la segunda línea se puso líder a final de recta por delante del autor de la «Pole position», el también español Jorge Martín (Ducati Desmosedici GP22) y del australiano Jack Miller (Ducati Desmosedici GP22) y el español Marc Márquez (Repsol Honda RC 213 V).

Por entonces, el francés Fabio Quartararo (Yamaha YZR M 1) era quinto, seguido por su rival y líder del campeonato, el italiano Francesco Bagnaia (Ducati Desmosedici GP22), que en la segunda vuelta se llegaron a adelantar entre ellos hasta en cuatro ocasiones, llegándose a tocar y perdiendo una de las alas la Ducati del italiano.

En apenas dos vueltas ya había un cuarteto por delante bien definido, con Alex Rins, Jorge Martín, Marc Márquez y Jack Miller, perseguidos ya a casi dos segundos por un grupo encabezado por Bagnaia en el que también estaba Quartararo, al que sólo le valía la victoria para poder aspirar al título mundial de MotoGP, hasta ese momento en manos del italiano.

En la cuarta vuelta Fabio Quartararo consiguió adelantar a Bagnaia, que intentó recuperar, sin éxito la posición, con la clara intención por parte del francés de intentar alcanzar al cuarteto que había tomado ya cierta ventaja en esos momentos.

No tuvo demasiada suerte en esos giros iniciales el tercero en discordia del campeonato, Aleix Espargaró (Aprilia RS-GP), quien fue perdiendo paulatinamente posiciones hasta tener que entrar en la calle de talleres para retirarse con problemas técnicos.

Quartararo consiguió deshacerse de la presión de Bagnaia y poco a poco avanzó en las diferencias horarias respecto al cuarteto de cabeza al rodar casi medio segundo más rápido que ellos en algunos de los giros, siempre con Alex Rins al comando de la carrera.

En el décimo giro la prueba perdió a uno de sus principales protagonistas pues Marc Márquez (Repsol Honda RC 213 V), por entonces cuarto, se fue por los suelos en la curva ocho y el surafricano Brad Binder (KTM RC 16) ya se había «desembarazado» de un Bagnaia tranquilo en la sexta posición.

Con dieciséis vueltas por delante y rodando apenas dos décimas más rápido que el trío de cabeza, a Fabio Quartararo no le salían «las cuentas», aunque no por ello el francés dejó de tirar con fuerza para intentar alcanzarlos, llevando ya tras su rebufo al surafricano Binder.

Como Aleix Espargaró, su compañero de equipo, Maverick Viñales también tuvo que tomar el camino de talleres con problemas técnicos en su Aprilia RS-GP cuando rodaba en posiciones muy atrasadas.

A diez vueltas del final, en el decimoctavo giro, Brad Binder alcanzó y superó a Fabio Quartararo, que se pegó a él, sabedor que el ritmo del surafricano era más rápido que el suyo y eso le permitiría llegar antes hasta el trío de cabeza.

Por detrás, «Pecco» Bagnaia no tenía un buen ritmo e iba perdiendo posiciones paulatinamente, primero ante el portugués Miguel Oliveira (KTM RC 16) y después con los italianos Luca Marini (Ducati Desmosedici GP22) y Enea «La Bestia» Bastianini (Ducati Desmosedici GP21), aunque Bagnaia recuperó una posición al irse por los suelos por delante su compañero de equipo, Jack Miller cuando Binder se ponía tras la estela de Jorge Martín.

Nadie pudo acercarse a Alex Rins, que cerró de manera magistral su periplo con Suzuki, secundado en el podio por Brad Binder y Jorge Martín.

La cuarta plaza fue para Quartararo, por delante del portugués Miguel Oliveira (KTM RC 16), Joan Mir (Suzuki GSX RR), Luca Marini, Enea Bastianini, «Pecco» Bagnaia y Franco Morbidelli (Yamaha YZR M 1) cerrando las diez primeras posiciones.

Raúl Fernández (KTM RC 16) acabó en la duodécima posición, con Alex Márquez (Honda RC 213 V), decimoséptimo.

Juan Antonio Lladós