Savané: «Como jugador sueñas con dejar una huella y que retiren tu camiseta»

Las Palmas de Gran Canaria (EFE).- Sitapha Savané, actual presidente del CB Gran Canaria y leyenda como jugador de la entidad durante nueve temporadas, ha manifestado que la retirada de su camiseta que se producirá mañana sábado en el Gran Canaria Arena es algo en lo que «siempre sueñas» pues supone «dejar una huella» en una entidad.

El legendario pívot senegalés, líder histórico en valoración del club, será homenajeado a la conclusión del partido que jugarán desde las 19:45 horas el CB Gran Canaria y el Lenovo Tenerife, un derbi canario al que llegan ambos equipos en un gran momento, igualados en lo más alto de la Liga Endesa junto a Real Madrid y Barça.

En el acto de presentación realizado este viernes en la capital grancanaria, Savané ha dicho que durante la etapa como jugador «hay muchos trofeos en el camino», pero la retirada de la camiseta es un reconocimiento «que habla de toda una trayectoria», y no podía imaginar «un honor mayor», que le llena «muy profundamente».

El ahora máximo dirigente del CB Gran Canaria ha subrayado que una de sus mayores ilusiones es compartir este homenaje con su familia, que estará presente, así como con antiguos compañeros del equipo como Marcus Norris o Jason Klein, quienes les han acompañado de forma presencial en el acto, y otros como Roberto Guerra o Albert Oliver, quienes le acompañarán en el Gran Canaria Arena.

«El baloncesto es un deporte de equipo, y aunque sea un reconocimiento individual, quiero que se vea reflejado el equipo que me permitió ser lo que fui. Es una sensación un poco rara, cuando se votó la retirada de la camiseta no estaba en esta posición de presidente, es un honor, pero lo más importante es tener la oportunidad de que estén aquí mis padres y que ellos puedan sentir este reconocimiento», ha manifestado en rueda de prensa.

Savané ha destacado además el hecho de que este homenaje se celebre en un derbi canario como el de mañana.

«Quiero ver un gran partido, es una fiesta para el baloncesto canario. No es normal que los dos equipos estén empatados con Barça y Madrid», ha reconocido.

Por ese motivo, cree que es un partido «para disfrutarlo», y añade que «aunque suene políticamente correcto, porque soy deportista y todavía me siento así, espero que gane el mejor. Les deseo salud a los dos equipos, pero un poco más de suerte a los nuestros (Gran Canaria)».

Con 2.690 puntos, 1.355 rebotes y 298 tapones, el jugador de Dakar se convirtió en leyenda tras jugar durante nueve campañas en el club claretiano, al que llegó, precisamente, desde la vecina isla de Tenerife.

Su camiseta, con el dorsal 7, será la cuarta que lucirá en lo más alto del coliseo amarillo junto a las de Jim Moran, Greg Stewart y el médico Pedro Montesdeoca, los dos últimos fallecidos. EFE