Sergio pide “liderazgo, fuerza y estar bien en los duelos” ante Osasuna

Cádiz, 19 ago (EFE).- El entrenador del Cádiz, Sergio González, advirtió este viernes de que el encuentro de su equipo frente a Osasuna, el sábado (17.30 horas) en el estadio de El Sadar, les exigirá “liderazgo, fuerza y estar bien en los duelos”.

El técnico del conjunto gaditano señaló en rueda de prensa que el osasunista es un equipo “muy intenso, sobre todo tras el robo” del balón y que, además, tiene “esencia y ADN”, y añadió que la aparición de Aimar Oroz en el once navarro “le da mucha frescura” a los rojillos.

También destacó del rival al croata Ante Budimir y a Kike García, por lo que afirmó que el conjunto dirigido por Jagoba Arrasate cuenta con “artillería de sobra” en la punta del ataque.

Sergio resaltó, asimismo, el juego de los laterales de Osasuna, que “centran desde la línea de fondo o desde tres cuartos”, además de la “calidad por dentro” que ofrece Moi Gómez.

“En la segunda jugada es un equipo muy fuerte, que aprieta mucho”, precisó el entrenador del Cádiz, que espera "un partido de mucho retorno" en El Sadar.

Aseguró, sin embargo, que por su cabeza “sólo pasa ganar” en el feudo pamplonés, un campo del que tuvo palabras de elogio por cómo “aprieta” la afición local, por lo que es “difícil irse del partido”.

Sergio recordó que en el primer partido ante la Real Sociedad (0-1) el Cádiz estuvo “bien” en la faceta defensiva en la primera parte, aunque reconoció que deben de mejorar en ataque.

“El año pasado lo tuvieron y lo tienen que volver a hacer”, aseveró el técnico cadista, quien podría hacer debutar como titular a su último fichaje, el centrocampista Antonio Blanco, cedido por el Real Madrid, aunque no confirmó este extremo.

Explicó que Blanco "viene con la pretemporada hecha y puede aportar frescura, equilibrio, superar líneas y fútbol combinativo”, a la par que advirtió de que en la zona de volantes el Cádiz está “cogido con pinzas”, antes de lamentar las bajas que hay en esta zona y en las alas, donde, a su juicio, están “ajustados”.