Simeone, frente a la ‘tormenta’

Palma/Madrid, 8 nov (EFE).- Nada más cuatro victorias en sus últimos 13 partidos oficiales, cuatro de siete en LaLiga Santander, han dirigido al Atlético de Madrid y a Diego Simeone a una nueva tormenta, cuya dimensión crece con el paso de los partidos, entre reuniones, autocrítica, trabajo y dudas para sortear una crisis visible, rumbo al partido de este miércoles contra el Mallorca de Javier Aguirre, invicto en sus últimos tres compromisos y a la espera del apurado conjunto rojiblanco.

A diez puntos de la cima de la clasificación del Barcelona al inicio de esta jornada, superado ya el primer tercio de la competición, el Atlético aún no es el que esperaba y prometía en la pretemporada, cuando confeccionó su plantilla y entró en funcionamiento en verano, en medio de una zozobra actual causada por la eliminación de la Liga de Campeones, Liga Europa incluida, y agitada por la derrota en Cádiz (3-2) y por el 1-1 contra diez del Espanyol.

Cierto es que su comportamiento y su puntuación a estas alturas del campeonato (24 puntos en la actualidad) se mueve más o menos por los mismos registros que en la seis campañas precedentes, con la única excepción de su último título de Liga (30 puntos en este momento del torneo), pero el fracaso europeo, sus vaivenes constantes, cada vez más pronunciados, y el ritmo de cabeza lo exponen a una situación límite que ha repetido más de una vez. Sin ir más lejos, el pasado febrero, con aquel 0-1 en casa contra el Levante.

Necesita ganar, reconfortarse y reivindicarse el Atlético…

Y Simeone, en sus horas más bajas en el banquillo del equipo rojiblanco, cada vez más en discusión entre sectores de la afición e incluso del club, en el debate de si se avecina o no el fin de un ciclo grandioso, dañado esta temporada por la fractura defensiva, con ocho goles en contra en los últimos cuatro choques; la falta de contundencia ofensiva -la justificación pública más extendida en el equipo-; la indefinición no sólo este curso, sino desde que fue campeón en 2020-21, y la caída que afecta a cada línea, al colectivo y a cada individualidad.

En ese ambiente, en esa inercia, el partido en Mallorca es decisivo para el Atlético, que acude a la cita sin Joao Félix, el único goleador en las últimas dos jornadas, entre su suplencia casi permanente en diez de sus últimos once choques oficiales, ni José María Giménez, los dos fuera del último partido antes de Qatar 2022 por cinco tarjetas amarillas.

Son las dos bajas del técnico argentino, que recupera a Saúl Ñíguez, sancionado contra el Espanyol, y quizá a Koke Resurrección, tras perderse los seis duelos más recientes de su equipo (sólo un triunfo) por una lesión muscular de la que ya ultima su recuperación.

La duda es si estará ya o no para ser titular en el compromiso de este miércoles, pendiente del entrenamiento vespertino con el que Simeone ultimará la preparación de su equipo y de la alineación titular, en la que se espera algún cambio, pero tampoco demasiados, como la vuelta de Thomas Lemar. Axel Witsel, Felipe Monteiro y Mario Hermoso son las alternativas a la ausencia de Giménez para el centro de la defensa. Antoine Griezmann y Álvaro Morata (dos goles en los últimos diez choques) apuntan a la titularidad en el ataque rojiblanco.

Enfrente, el Mallorca tiene un estado de ánimo antagónico. Su júbilo por la convincente victoria (0-2) ante el Villarreal contrasta con la depresión reinante en su rival.

El segundo y ultimo partido de suspensión para el entrenador mexicano Javier Aguirre y el defensa Pablo Maffeo, ambos expulsados ante el Espanyol y bajas frente al equipo del Cholo Simeone (a la que se une la del centrocampista Dani Rodríguez por acumulación de amonestaciones), sorprende a los bermellones en un momento óptimo.

Los 11 de los 16 puntos sumados a domicilio han reforzado la moral del conjunto balear, que se siente más seguro cuando juega como visitante que como local. En casa, los jugadores del ‘Vasco’ solo han ganado al Almería (1-0) tras las derrotas ante el Betis, el Barcelona y el Sevilla y los empates frente al Girona y el Espanyol.

Es probable que Aguirre -que sancionado seguirá siendo sustituido por Toni Amor en el banquillo- repita el once que ganó en el estadio Ciutat de València, con la excepción del sancionado Dani Rodríguez, a quien podría reemplazar Antonio Sánchez o el senegalés Amath Ndiayé.

El uruguayo Gio González, autor de dos asistencias con las que el kosovar Vedat Muriqi ha ampliado a siete su cuenta particular de goles, volverá a ocupar la banda derecha de la defensa, con Rajkovic en la portería, la habitual línea de tres centrales: Raíllo, que regresa tras su sanción, Valjent y Copete, y con Jaume Costa en el lateral izquierdo.

Baba y Ruiz de Galarreta son fijos en el centro del campo, al igual que el «Pirata» Muriqi arriba y Kang In Lee en funciones de mediapunta.

– Alineaciones probables:

Mallorca: Rajkovic; Gío González, Raillo, Valjent, Copete, Costa; Babá, Ruiz de Galarreta, Antonio Sánchez; Kang In Lee; Muriqi.

Atlético de Madrid: Oblak; Molina, Savic, Witsel o Felipe, Reinildo, Carrasco; Llorente, Kondogbia o Koke, Lemar; Griezmann, Morata.

Árbitro: Melero López (C. Andaluz).

Estadio: Visit Mallorca.

Hora: 21.30.

—————————————————————————————————————————

Puestos: Mallorca (12º, 16 puntos); Atlético de Madrid (3º, 24 puntos).

La clave: La inspiración de Griezmann y Kang in Lee.

El dato: Mallorca y Atlético de Madrid se han enfrentado en 59 ocasiones en Palma, con 27 victorias colchoneras y 18 de los bermellones, además de 14 empates. En la temporada pasada el club balear se impuso 1-0 con un gol del kosovar Vedat Muriqi de penalti.

La frase: Javier Aguirre: «Nunca es buen momento para enfrentarse al Atlético de Madrid».-

El entorno: La baja por ciclo de cinco amarillas de Joao Félix aparcará el debate sobre su suplencia casi permanente en los últimos once encuentros oficiales, de los que sólo jugó uno de titular.