Liverpool-Real Madrid y PSG-Bayern Múnich, en octavos de la Liga de Campeones

Madrid (EFE).- Liverpool-Real Madrid y París Saint Germain-Bayern Múnich son los grandes enfrentamientos de los octavos de final de la Liga de Campeones, según el sorteo celebrado este lunes en la sede de la UEFA en Nyon (Suiza).

La clasificación de Liverpool y PSG como segundos de sus grupos encarecía el sorteo para la mayoría de los primeros, y el acto, en el que el exfutbolista turco Hamit Altintop ejerció de ‘mano inocente’, se confirmaron dos de las eliminatorias más potentes que podían darse.

El conjunto que dirige el germano Jurgen Klopp y el que encabeza el italiano Carlo Ancelotti volverán a verse las caras después de disputarse el título la pasada edición en París, con triunfo del cuadro blanco con un tanto del brasileño Vinicius Junior.

Hace dos campañas también se enfrentaron en los cuartos de final, y salió victorioso el Real Madrid, que venció por 3-1 en la ida y sacó un 0-0 en Anfield.

Sorteo de la Liga de Campeones celebrado hoy en Nyon (Suiza)
El exinternacional turco y embajador de la final de la UEFA en Estambul, Hamit Altintop, durante el sorteo hoy en Nyon, Suiza. EFE/EPA/Laurent Gillieron

Además, se encontraron en la final de 1981, con triunfo ‘red’ por 1-0, y en la de 2018 en Kiev, con victoria madridista por 3-1.

En la presente edición, el Real Madrid ha llegado a estos octavos como primero de su grupo sin excesivos problemas, aunque con una derrota ante el Leipzig que le hizo esperar a la última jornada para, tras golear al Celtic, certificar el mando; y el Liverpool ha ido a más esta campaña tras un inicio discreto en el que incluso fue goleado por el Nápoles (4-1), que le arrebató el liderato de su llave.

El multimillonario proyecto del PSG, con Leo Messi, Kylian Mbappé y Neymar al frente, volverá a tener un cruce diabólico con el Bayern Múnich, que por tercera vez ha completado una fase de grupos perfecta.

En 2020, el conjunto bávaro se proclamó campeón en Lisboa con un gol del galo Kingsley Coman ante el equipo francés, que el pasado curso cayó en estas alturas ante el Real Madrid y que quiere de una vez acabe su maldición y acabe coronando su proyecto con el título.

El PSG tenía en su mano pasar como primero del grupo H, pero la goleada del Benfica en el feudo del Maccabi Haifa (1-6) le arrebató el liderato y le abocó a la copa de los segundos clasificados, con lo que le ha vuelto a complicar su ruta al tener que medirse al Bayern, que el pasado curso cedió en octavos ante el Villarreal y que parece ir encontrando también su velocidad de crucero en la Bundesliga.

El Manchester City de Pep Guardiola, otro de los principales favoritos, lideró con claridad su grupo por delante del Borussia Dortmund y el Sevilla, y ahora deberá superar el escollo del RB Leipzig, un conjunto muy joven y atrevido, que comenzó irregular, con dos derrotas, y se ganó una plaza en esta ronda con solvencia.

Vista de la copa durante el sorteo de hoy de Liga de Campeones
Vista de la copa durante el sorteo de hoy de Liga de Campeones, en Nyon (Suiza). EFE/EPA/Laurent Gillieron

Tras caer en la final de 2021 ante el Chelsea y ser remontado por el Real Madrid en la última semifinal, los ‘sky blues’ se vuelven a conjurar para alcanzar la gloria. Fútbol y mimbres tienen para ello, y aunque parten como claros favoritos no se pueden fiar del equipo germano, sorprendente semifinalista en 2020 y que el año pasado ya le creó numerosos problemas en la fase de grupos.

El regreso del Milan, séptuple ganador del torneo, a los octavos tras casi una década le medirá al Tottenham del italiano Antonio Conte, ganador de su grupo por delante del Eintracht Fráncfort, el ganador de la última Liga Europa que consiguió progresar y ahora se encontrará con el Nápoles, el equipo italiano que está dando mejor impresión en Europa y en la Serie A.

El sorprendente Brujas, que dejó en la cuneta al Atlético de Madrid, es el equipo menos goleado de la fase de grupos y se encontrará con el Benfica, otra de las grandes sensaciones, cuartofinalista en la última edición y que ha mostrado un juego atractivo y ofensivo, tanto como para pasar como primero con la goleada 1-6 al Maccabi Haifa.

Los otros dos duelos medirá a cuatro campeones. El Borussia Dortmund y el Chelsea, ganador del torneo en 2021 y víctima del Real Madrid en cuartos la pasada campaña, avecinan dos encuentros del máximo nivel, y el Inter se enfrentará al siempre competitivo Oporto.

Butragueño: «Va a ser una eliminatoria eléctrica»

El director de relaciones institucionales del Real Madrid, Emilio Butragueño, aseguró que el enfrentamiento con el Liverpool en los octavos de final de la Liga de Campeones «va a ser una eliminatoria eléctrica y fascinante para los aficionados», en la que van a «intentar defender la condición de campeón».

«Es la repetición de la última final, dos equipos históricos, sin duda va a ser una eliminatoria eléctrica, fascinante para los aficionados. Nosotros la vamos a vivir con toda la ilusión, somos el equipo campeón y vamos a intentar defender esa condición, conscientes del rival que vamos a tener enfrente. Va a ser apasionante y vamos a hacer todo lo posible para volver al sorteo de cuartos», dijo.

En declaraciones a Movistar+ después del sorteo de los emparejamientos en la sede de la UEFA en Nyon (Suiza), Butragueño señaló que es difícil prever cómo van a llegar los equipos a los enfrentamientos en febrero, ya que el Mundial que empieza el próximo día 20 «va a tener efecto» en los jugadores y «altera toda la preparación de esta temporada».

«Vamos a jugar en febrero y el Liverpool es un club campeón. Tiene un estadio que empuja mucho, es un rival dificilísimo pero somos el Real Madrid, todo el mundo sabe lo que esta competición significa para nosotros, somo el campeón y lo vamos a vivir con toda la ilusión», añadió.

También destacó que el segundo partido será en el Bernabéu, con el apoyo de la afición, algo que «todo el mundo en Europa sabe lo que significa». «Haremos todo lo posible, confiamos plenamente en nuestros jugadores y vamos a ver lo que sucede. Es el sorteo, ha tocado así, no hay que quejarse», concluyó.